El Ministerio de Salud dispuso nuevas restricciones a la publicidad para la industria del tabaco. Entre ellas, se prohíbe la mención a ingredientes como saborizantes o aromatizantes. A nivel global, algunas agencias regulatorias, como la FDA, tienen incumbencia sobre esta categoría. No es el caso de la ANMAT.

La cartera sanitaria nacional, que tiene bajo su esfera al Programa Nacional de Control del Tabaco, dio a conocer esta semana la Resolución 143. De esta manera, el ministerio encabezado por Carla Vizzotti estableció nuevas reglas para la comercialización de estos productos. Ver Resolución 143.

En el documento se establecen las “Normas para la Divulgación de Información al Público Acerca de los Ingredientes de Productos de Tabaco”, para regular la «publicidad engañosa«. De esta manera, se prohíbe la “mención a ingredientes y aditivos, como saborizantes, aromatizantes o cualquier otro tipo de ingrediente” que pretenda hacerlo más atractivo.

El ex ministro de Salud Ginés González García, en su cuenta de Twitter, publicó los antecedentes de la industria. El médico sanitarista repasó la firma del Convenio Marco para el Control del Tabaco, el primer tratado mundial de salud pública, en el 2003; el ya mencionado programa, del mismo año; la Ley Nacional 26.687, aprobada en el 2011 y reglamentada en el 2013, entre otros hitos. Ver Twitter.

La actual resolución también le baja el pulgar a toda publicidad y promoción “de ingredientes que se asocien con conceptos como fuerza, energía, o efectos sensoriales como Sense, Fresco, Fresh, Cool, Frío, Ice, Winter, Caliente, Fuego, Fire, Summer, y otros. También quedan por fuera de la ley “la mención a formatos o características que liberen sabores, como cápsulas incrustadas en el filtro: Caps, Click o similares; o efectos psicológicos; y otras asociaciones que puedan resultar atractivas para los jóvenes como las referidas a contenidos musicales, de danza, de juegos, u otras, como Shuffle, Remix, entre otras”.

Las empresas del sector tendrán un año desde la publicación de la medida para adaptar sus contenidos y packagings. En la Argentina la ANMAT no posee potestad sobre este negocio. Sin embargo, en algunos países las agencias regulatorias sí tienen incumbencia en los asuntos que atraviesan a la categoría. Es el caso de los Estados Unidos, donde la FDA controla la fabricación y la ventaVer sitio FDA.

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre