El control de precios sigue en el candelero y generando reacciones a un lado y al otro del mostrador. Por un lado las empresas, le buscan la vuelta para encontrar atajos, mientras que el gobierno habla de sanciones. A su vez, la merma de exportaciones y sobre todo de importaciones marcan el pulso de la economía.

La decisión del Gobierno nacional de avanzar con el congelamiento de precios repercute en la economía de manera disímil. Según una nota de La Nación, que lleva la firma de Alfredo Sainz, las grandes compañías empezaron a trabajar en cuáles serían sus próximos pasos, con la mira puesta en reducir el impacto en su rentabilidad y encontrar los atajos que les permitan eludir el congelamiento de precios. Ver artículo LaNación. 

En consonancia, los últimos relevamientos realizados por consultoras privadas, como Eco Go, que miden la evolución de los precios en tiempo real dan cuenta de que la Argentina se encamina a una aceleración de los precios. Claudio Zlotnik en un artículo de IProfesional, apunta al rubro alimenticio como uno de los más cambiantes, en un contexto donde hay una fuerte presión oficial para lograr un congelamiento parcial hasta fin de año. Ver artículo IProfesional.

En paralelo, el gobierno avisó que sancionará a las empresas que no cumplan con el congelamiento de precios. Se destacaron, en un artículo de Clarín, las declaraciones del jefe de Gabinete, Juan Manzur, que dio a conocer en su cuenta oficial de Twitter. Allí, el funcionario afirmó que «el gobierno vigilará la competencia equitativa entre las empresas y actuará con todos los recursos de la ley para sancionar a los que no cumplan la resolución«. Ver artículo Clarín.

En otro orden de temas, el diario Perfil, publicó que se presentó el informe Argenconomics que analiza las exportaciones de la economía del conocimiento. Según informó Lorena Rodríguez, la performance de las exportaciones argentinas se desinfla. El CEO de Argencom, Luis Galeazzi afirmó que «la participación de la EdC en las exportaciones nacionales a junio de este año cayó al 8,2%. Desde Argencon señalaron que la pérdida de participación tiene sus principales causas en la ampliación de la brecha cambiaria y en la continuidad de la aplicación de los derechos de exportación sobre los servicios. Ver artículo Perfil.

Mientras tanto, las importaciones se ven raleadas. En Infobae, y mediante la firma de Mariano Boettner, se detalla que el impacto de la sequía de dólares: faltan repuestos y cada vez es más difícil importar autopartes originales. Se menciona que entre los principales repuestos que faltan, según un relevamiento realizado por el propio diario entre casas de autopartes de la Ciudad de Buenos Aires, se pueden mencionar a embragues, amortiguadores, baterías, motores de arranque y, sobre todo, cubiertas. Ver artículo Infobae.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre