Bilingual Version

Después de que Baxter comprara a la sueca Gambro a nivel global en diciembre de 2012, la compañía está reorganizando su negocio en América Latina. Esta situación, sumada a otros problemas en los países de la región, redefinieron una nueva estructura operativa para la multi de origen norteamericano enfocada en terapias recombinantes y derivados del plasma. También tiene expertise en vacunas y productos de biocirugía.

Después de que Baxter comprara a la sueca Gambro a nivel global en diciembre de 2012, la compañía está reorganizando su negocio en América Latina. Ver press release.

Aunque en esta reorganización también ha influído significativamente el «factor dólar» de la Argentina. Desde que apareció el dólar oficial, y la limitación al giro de divisas, la casa matriz había decidido que durante 2011 y 2012 las rendiciones de Baxter Argentina coticen a una tasa de cambio de $3.75 por dólar.

Pero cuando quisieron ponerse al día y tuvieron que recotizar, la conversión quedó a $6.20 por dólar para este 2013. Fue cuando tomaron nota de que el negocio se cayó a la mitad en la Argentina.

Esta situación, sumada a otros problemas en los países de la región, redefinieron una nueva estructura operativa para la multi de origen norteamericano enfocada en terapias recombinantes y derivados del plasma. También tiene expertise en vacunas y productos de biocirugía.

Es así que la nueva Baxter decidió dar una vuelta de tuerca e integró las regiones en las que estaba organizada hasta el momento.

La compañía reconfiguró su nueva región Latinoamérica, que ahora está conformada por lo que antes denominaba Latinoamérica Norte y Latinoamérica Sur.

Esta nueva región, que quedó a cargo de Jorge Vasseur, incluye a los países de Centroamérica, Venezuela, Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay y Bolivia. Vasseur viene de ser por tres años, el gerente general de la región Latinoamérica Norte.

A su vez Marcelo Rozas, quien estaba a cargo de Latinoamérica Sur con base en Buenos Aires, se fue rumbo a México para hacerse cargo de la nueva división especializada en servicios de terapia renal para venta de productos y servicio de diálisis de la región Latinoamérica.

Mientras tanto, Juan Carlos Santé, que llegó hace tan sólo un año y medio a la Argentina para hacerse cargo de la dirección de Baxter Argentina, en 10 días tendrá consignado su nuevo destino en la corporación.

Es en función de esta restructuración que Baxter desvinculó en la Argentina a una veintena de personas, ya que al unificar sus regiones, veía algunas posiciones duplicadas.

Así fue que la directora de finanzas Laura Alves, quedó fuera del esquema. También Daniela Portas, que actuaba como gerente de Recursos Humanos Latam.

Otra que fue de la partida fue la co-directora técnica Pamela Marcuzzi y María Victoria Kruls, que formaba parte del área de planeamiento.

Eduardo Diaz, también quedó fuera de la grilla. Cumplía el rol de jefe de Ventas en la unidad de medication delivery, que se ocupa de vacunas, nutrición, anestesia y biocirugía.

Entre los visitadores médicos fueron desvinculados José Garabuau, Pablo Couceiro, Romina Montanaro, Mariana Rodriguez Celin, y otros.

Las desvinculaciones no sólo llegaron a las oficinas comerciales ubicadas en Olivos, al norte del Gran Buenos Aires. También afectaron al área de suply chain ubicada en Tortuguitas.

_____________________________________________________________________________________________________________

English Version

Baxter: dollar, focus and LATAM

Monday 15, April 2013

After buying the Swiss Gambro in December 2012 the Baxter company is reorganizing its business in Latin America See press release.

But, this reorganization has also been significantly influenced by the “dollar factor” in Argentina.  Since the appearance of the official dollar, and the limitation on Exchange of money, headquarters had decided that during 2011 and 2012 the renditions of Baxter Argentina would be valued at the rate of $3.75 to the dollar.

When they wanted to update they had to revalue, the Exchange was at $6.20 to the dollar throughout 2013.  This was when they took note that half of the business in Argentina had fallen.

This situation, added to the other problems in the countries in the region, redefined a new operative structure for the multinational from US origin focused on recombinant therapies and plasma derivatives. They also have expertise on vaccines and biosurgery products.

The New Baxter decided to turn over a new leaf and integrated the regions that had organized until that moment.

The company reconfigured its new region as Latin America, which now is made up of what before was Northern and Southern Latin America.

This new region, which is under the charge of Jorge Vasseur, includes the countries Central America, Venezuela, Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay and Bolivia. Vasseur comes from being the General Manager of Northern Latin America for three years.

While Marcelo Rozas, who was in charge of the Southern Latin America region based in Buenos Aires, left for Mexico to be in charge of a new division specialized in kidney therapy services for the sale of products and services in Dialysis in Latin America.

At the same time, Juan Carlos Santé, who only arrived to Argentina one and a half years ago to direct Baxter Argentina, will have his new post in the corporation in ten days.

In the function of this restructuring, some twenty people were released in Argentina because in unifying the regions some positions were duplicated.

In this way the finance director Laura Alves was left out of the picture. The same happened to Daniela Portas, who was the Human Resources Manager of Latam.

Another one who left the game was the technical co-director Pamela Marcuzzi as well as María Victoria Kruls, who was part of the planning area.

Eduardo Diaz, was also left out.  He had the role of Sales Manager in the medication delivery unit, which took care of vaccines, nutrition, anesthesia and biosurgery.

Amongst the medical advertising agents José Garabuau, Pablo Couceiro, Romina Montanaro, Mariana Rodriguez Celin, and others were released.

The firings did not only arrive to the commercial offices in Olivos in northern Greater Buenos Aires, it also affected the supply chain area located in Tortuguitas.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre