Daniel Scioli juró hoy como el nuevo ministro de Desarrollo Productivo. El funcionario que desde agosto del 2020 se desempeñaba como embajador en Brasil asumirá en reemplazo de Matías Kulfas.

Esta tarde noche se realizó la jura del nuevo ministro de Desarrollo Productivo, Daniel Scioli. En el acto, el presidente de la nación lo trató como un amigo y le agradeció por venir a hacerse cargo en este tiempo.

Scioli reemplazó a Matías Kulfas que terminó, esta semana, su gestión. Su renuncia «indeclinable», presentada en la tarde del lunes 6 de junio y oficializada el martes 7, mediante el Decreto n° 299, se vio forzada luego de que se conocieran comentarios respecto al contenido nacional de los insumos del gasoducto y en donde, el propio Kulfas, ponía en tela de juicio el proceso de la licitación realizada por la empresa IEASA. Ver Decreto 299

A las pocas horas de que trascienda que desde el Ejecutivo le solicitaron su renuncia, ya sonaba el nombre de quién sería su reemplazo: Daniel Scioli. El ex gobernador, que pocos meses después de la asunción del presidente Alberto Fernández, asumió como embajador de Argentina en Brasil fue finalmente el elegido como titular de la cartera de Desarrollo Productivo.

El presidente, Alberto Fernández resaltó, en su discurso, el hecho de que en la argentina se recuperó la actividad industrial y económica. A su vez, mencionó que el país creció un 10,3% en el año 2021 y trajo a la escena a Matías Kulfas, a quién le agradeció por su labor. Se refirió, también, a la necesidad de recuperar el salario y a mejorar la distribución del ingreso.

Hace unos meses, la cartera de Desarrollo Productivo llevaba a su vez la Secretaría de Comercio Interior y con ello la gestión del Programa +Precios Cuidados. Sin embargo, la misma -y después de que Roberto Feletti presentara su renuncia «indeclinable»pasó a la órbita del Ministerio de Economía, el que tiene al frente a Martín Guzmán. En reemplazo de Feletti se designó a Guillermo Hang, actual director del Banco Central y cuyo nombramiento se oficializó el martes 7 de junio mediante el Decreto n° 297. Ver artículo Feletti / Ver Decreto 297

La carta de Kulfas:

Llegamos a un ministerio vaciado, sin programas, donde lo único que se había hecho eran reformas edilicias. Rápidamente di instrucciones claras para armar nuevos programas en todas las áreas del Ministerio y me ocupé personalmente de escribir y estructurar varias iniciativas, para recuperar el financiamiento accesible a las PYMES, para ordenar la política industrial, para fomentar la inversión y el trabajo.

A los 100 días de gobierno se inició la pandemia. Durante 20 días, en el momento más duro del aislamiento, diseñamos, reglamentamos e implementamos junto a mis colegas del gabinete económico y los equipos de trabajo del Ministerio todo el herramental que permitió afrontar la pandemia protegiendo a la producción y al trabajo. Entre ellos se destacó la Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP).

También ocurrieron cosas que no han tenido mucha trascendencia pública. Cuando la segunda ola golpeó con fuerza, en el segundo trimestre de 2021, fue necesario desplegar un operativo especial de nuestro Ministerio junto al Ministerio de Salud para asegurar la provisión de oxígeno en los hospitales. Personalmente me ocupe de organizar la oferta con las firmas productivas, coordinando con los hospitales.

La situación se agravaba día a día y era imprescindible administrar el aprovisionamiento, el cual estaba al límite: durante tres semanas entre mayo y junio de 2021 la oferta productiva estuvo al máximo de su capacidad, debimos cortar transitoriamente el abastecimiento en las industrias y no faltó un solo tubo de oxígeno en ninguna sala de terapia. Algo similar cabe señalar sobre el papel de la industria nacional de equipamiento médico, que abasteció con eficacia respiradores a todas las salas de terapia del país, en una gestión conjunta con el entonces Ministro de Salud Ginés González García.

Cuando llegamos al Ministerio, los programas de parques industriales, desarrollo de proveedores y desarrollo de las PYMES mostraban un bajísimo nivel de actividad y ejecución. Hoy tenemos 50 parques industriales financiados en 22 provincias, con casi $5.000 millones desembolsados. Y a pesar de los pronósticos sombríos, el crecimiento en el año 2021 fue del 10,3%, el más alto desde el año 1944. El desempeño de 2021 se vio ratificado con las primeras marcas del presente año: el PIB creció 5,2% en enero, 8,5% en febrero y 4,8% en marzo, avizorando un segundo año consecutivo de crecimiento. Durante nuestra gestión se registraron más de 1.200 anuncios de inversión privada, muchos de ellos ya ejecutados, y otros en ejecución, que sumaron más de u$s 53.000 millones.

Ratifico lo dicho el viernes al finalizar el acto aniversario por los 100 años de YPF en Tecnópolis: si algo cabe reprocharse respecto al contenido nacional de los insumos del gasoducto, eso debe atribuirse pura y exclusivamente a las características de la licitación realizada por la empresa IEASA, cuyos miembros, al igual que el equipo de la Secretaría de Energía, responden políticamente a la Sra. Vicepresidenta. Fueron declaraciones que realicé en ON, y que quedarán registradas por la radio AM 750 y formuladas ante varios periodistas allí presentes. Huelga adicionar la injusta acusación que la Sra. Vicepresidenta le formulara al señalarle que usted tiene que “utilizar la lapicera” para forzar un mayor contenido nacional cuando dichas decisiones fueran adoptadas por IEASA.

Lo cierto es que Argentina afronta un momento bisagra, una oportunidad histórica. Y por eso pusimos en marcha no solo un plan de contención frente a la pandemia, no solo un programa de reactivación con los resultados ya reseñados, sino también un plan de desarrollo. Ese plan consta de varias iniciativas legislativas. A esto le sumamos el trabajo en mesas sectoriales donde todos los equipos del Ministerio se pusieron a trabajar con los sectores productivos y del trabajo.

De este trabajo que movilizó muchísima gente surgieron numerosas iniciativas. La primera de ellas fue la Ley de Cannabis Medicinal y Cáñamo Industrial. Esa Ley es una realidad y dejamos todo listo para poner próximamente en marcha la ARICCAME, la Agencia destinada a regular su producción antes de fines de este año. También generamos iniciativas que están actualmente bajo tratamiento parlamentario como la nueva ley de Nanobiotecnología y la de Compre Argentino, desarrollo de proveedores y compras públicas para la innovación, para dotar de herramientas modernas a un esquema que utilizan muchísimos países desarrollados para estimular a sus sectores productivos y tecnológicos.

Con respecto a la nanobiotecnología, en las próximas semanas le llegará un importante anuncio de un proyecto que está pronto a ver la luz. Es un proyecto en el que venimos trabajando desde hace varios meses y al que hemos adicionado recientemente al Ministerio de Salud y al Ministerio de Ciencia y Tecnología, para trabajar integradamente en la fabricación nacional de vacunas, principios activos, insumos medicinales y medicamentos, desde la investigación, la producción nacional, las exportaciones y las compras públicas. Tendremos un ámbito que establecerá nexos muy fluidos entre la investigación y los negocios biotecnológicos, potenciando la producción nacional y el trabajo argentino en nichos de alta tecnología.

Gracias a su decisión política, Sr. Presidente, el presupuesto de este Ministerio creció exponencialmente. En 2019 eran menos de $8.000 millones. En 2020 y 2021 ejecutamos presupuestos en torno a los $140.000 millones, con una ejecución cercana al 100%.

 

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre