La Argentina es poco confiable ante los ojos de varias compañías según la visita de Cristina Kirchner a España. Sin embargo, el país tiene el visto bueno de ciertos grupos españoles como el catalán Ferrer.

La reciente visita a España de la presidenta argentina Cristina Kirchner tenía entre sus objetivos, evaluar la presencia de las empresas ibéricas en el país.

Sucede que hay ciertos sinsabores debido a la reciente experiencia del grupo Marsans y de otras firmas que ven en la Argentina un país poco confiable y con una endeble seguridad jurídica.

Sin embargo, hay españoles que siguen viendo con buenos ojos al país. Se trata del catalán Ferrer que adquirió recientemente la planta del local Wierhom Pharma ubicada en el barrio porteño de Villa Urquiza y que fuera montada en 2006. Ver sitio. Ver sitio.

Se trata de la firma que desembarcó en Villa Urquiza tras la adquisición del local Wierhom Pharma. América Latina representa la región de mayores ingresos de la compañía española.

De esta forma, los españoles estarían desembarcando en el país con proyectos de mediano plazo. A nivel internacional su principal foco han sido los productos para el sistema nervioso central así como los indicados para patologías cardiovasculares. En conjunto, representan el 63% de su cartera.

Fuera de Europa donde realiza el 45% de las ventas, su primer continente es América Latina, que le reporta el mayor porcentaje de ingresos, con el 33% de la facturación.

Mientras tanto, Carlos Cambareri, fundador de Wierhom Pharma seguirá adelante con sus marcas Plus & Plus, Frionex, Precalent, Negagcne y Dermanova.

El ejecutivo, tiene otras ventas exitosas en su haber. Es el caso de la marca Snella, que fue vendida al grupo Roemmers a través de su laboratorio Investi Pharma, hace dos años y también Fosfovita, al laboratorio nacional Temis Lostaló, en el año 2004.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre