La  Policía  Federal  Argentina  desbarató  ayer una banda que producía  y comercializaba  oncológicos  adulterados.

Fue luego de allanar una farmacia, un maxikiosco que operó como farmacia hasta marzo pasado y un domicilio que funcionaba como laboratorio clandestino.

“El maxikiosco ubicado en Corrales 3183 había sido clausurado meses atrás por el Ministerio de Salud de la Nación debido a que se desempeñaba como farmacia y no tenía director técnico”, dijo a este medio el comisario Néstor Roncaglia de la División Investigación Técnica del Delito de la Superintendencia de Investigaciones Federales, a cargo del operativo.

A su vez la farmacia situada en Donato Álvarez 587 estaba a cargo de Mariana Luppo, hija de Hugo Luppo, titular del kiosco-farmacia. Dicho establecimiento era el único legalmente habilitado, por lo que a través del mismo se adquirían los medicamentos que luego eran adulterados, como lo aseguró Roncaglia.

Por último, en el domicilio de Colombres 954 fue arrestado Eduardo Marcelo Cocca, abogado especializado en Derecho Farmacéutico, quien hasta hace poco era docente de la carrera de farmacia de la Universidad John F. Kennedy.

Uno de los datos sobresalientes es que el abogado sostenía un discurso en el que ponía en duda la ética de la industria farmacéutica.(http://elproyectomatriz.wordpress.com/2007/09/08/los-excesos-de-la-industria-farmaceutica/ http://ahorainfo.com.ar/?p=8809.)

Vale la pena leer los escritos previos a su detención: http://profesorcocca.blogspot.com/,http://www.clubdelprogreso.com/index.php?sec=04_04&sid=23&id=4013.

Rodolfo Capón Filas, Decano Académico de la Universidad John F. Kennedy, dijo a este medio que “el abogado fue desvinculado de la Universidad por contar con pésimos antecedentes”.

En los comercios allanados se secuestraron falsas crotoxinas y otros remedios «truchos», además de vacunas antigripales y medicamentos contra el cáncer y el HIV con la cadena de frío alterada.

La causa abierta es por infracción a los artículos 200 y 201 del Código Penal que tutelan la Salud Pública, cuyas penas van de 3 a 10 años quedando los detenidos procesados en torno a estos delitos.

La investigación fue ordenada por el Juzgado Criminal y Correccional Federal número 5 a cargo del Dr. Norberto Oyarbide, secretaria 9, cuyo titular es Carlos Leiva.

Además de los detenidos mencionados, otras cinco personas fueron arrestadas. La esposa de Luppo y Fernando Peralta, el esposo de Mariana Luppo. También la esposa de Cocca y su socio Maximiliano Testa.

1 Comentario

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre