(English Version)

Hoy la presidenta de la nación Cristina Fernández de Kirchner cortó las cintas de la única planta de vacunas antigripales, estacionales y pandémicas del continente.

La ceremonia fue en Garín bajo el techo del consorcio de empresas conformado por los nacionales de Elea, los suizos de Novartis y los argentinos de Biogénesis Bagó. Ver video.

La piedra fundamental de la planta se había puesto en noviembre de 2010, pocos días después del fallecimiento del ex presidente Néstor Kirchner. Ver artículo.

La presidenta Fernández dijo que esta iniciativa apunta a hacer “soberanía sanitaria”, y al mismo tiempo a desarrollar una potente industria nacional con un alto valor agregado.

El cronograma de la compañía estuvo armado a cinco años. Desde enero de 2013 pondrán en funcionamiento las áreas de formulación, llenado, empaque y acondicionamiento de las vacunas y productos biotecnológicos.

Es así que desde el año que viene estará disponible Viraflu y Fluxvir para proveer de vacunas al sistema público.

El plan de trabajo indica que desde 2014 las vacunas se formularán en la Argentina y a partir de 2015 se fabricarán incluso los antígenos en el país.

La construcción del complejo productivo llevó dos años e implicó una inversión privada superior a los u$s80 millones y apunta a producir 30 millones de dosis anuales.

Según afirmaron en la compañía «esta planta permitirá a la Argentina lograr autonomía en la producción y provisión de productos estratégicos que anteriormente debían importarse, generar un importante potencial exportador y posicionará al país como líder regional en la producción de vacunas y productos biotecnológicos».

Además, el laboratorio realizó acuerdos con Pfizer para garantizar la provisión local de la vacuna antineumocócica, y también con la empresa nacional pharmADN para producir anticuerpos monoclonales.

El empresario farmacéutico Hugo Sigman dijo durante el acto de apertura que “esta planta es producto de la fatalidad”.

Y se refirió a que en 2009 causó un fuerte impacto la epidemia de gripe. Fue en ese momento que la Argentina y otros países en vías de desarrollo buscaban vacunas y no las encontraban.

“Empezamos entonces a pensar de qué modo podríamos encontrar tecnología de vacunas”, dijo Sigman. Fue así que se pusieron en contacto con los suizos de Novartis para saber si estarían dispuestos a realizar transferencia de tecnología. A esto se sumó Elea y Biogénesis Bagó para terminar de cerrar las tres patas necesarias para arrancar con esta iniciativa.

 

_______________________________________________________________________________

English Version 

Sinergium Biotech inaugurated a plant

Wednesay December 12th 2012

Today, the country’s president Cristina Fernández de Kirchner cut the ribbon at the only plant that produces seasonal and pandemic flu vaccines in the continent.

The ceremony took place in Garín under the roof of the association of companies made up of Argentine Elea, Swiss Novartis and Argentine Biogénesis Bagó. See video.

The cornerstone of the plant was placed in November 2010, a few days after ex president Néstor Kirchner passed away. See article. 

President Fernández said this initiative aims to build “sovereign health care” and, at the same time, develop a strong national industry with high added value.

The company’s schedule was planned for five years ahead. From January 2013 the areas of formulation, filling, packing and vaccine conditioning and biotechnological products will start functioning.

Starting next year, Viraflu and Fluxvir will be available to supply the public system with vaccines.

The business plan indicates that from 2014 the vaccines will be formulated in Argentina and in 2015 even antigens will be produced in the country.

The construction of the production complex took two years and implied a private investment of more than u$s80 million and aims to produce 30 million doses annually.

According to the company “this plant will allow Argentina to achieve autonomy in the production and supplying of strategic products that previously had to be imported, generate an important export potential and it will position the country as a regional leader in the production of vaccines and biotechnological products”.

In addition, the laboratory made agreements with Pfizer to guarantee the local supply of the pneumococcal vaccine, and with the national company PharmADN to produce monoclonal antibodies.

The pharmaceutical businessman Hugo Sigman said during the opening ceremony that “this plant is a product of fatality”.

He was referring to the great impact caused by the flu epidemic in 2009. It was in this moment that Argentina and other developing countries were searching for vaccines and could not obtain them.

“So we began to think in what way could we obtain vaccine technology”, said Sigman. It was so that they contacted the Swiss people of Novartis to find out if they were willing to make a technological transfer. To this were added Elea and Biogénesis Bagó to complete the tripod necessary for going ahead with this initiative.

1 Comentario

  1. Lo que no Me parece Muy profesional de esta empresa es que el Director de Operaciones de Sinergium sea un Veterinario.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre