Las tecnologías de última generación producen un gran impacto cada año en el CES de Las Vegas de la mano de gadgets innovadores y diseños de punta. A pesar de que las compañías de electrónica son las grandes protagonistas en cada edición, ahora las farmacéuticas quieren ocupar su lugar. Abbott anunció el desarrollo una nueva categoría de dispositivos biowearables para el consumidor denominada Lingo.

El Consumer Electronics Show de Las Vegas es la feria de electrónica de consumo más importante del mundo. Año tras año, grandes nombres de sectores como el informático, las telecomunicaciones, el hogar y el automotriz, entre otros, han utilizado este encuentro para develar sus principales desarrollos. En ella, se han presentado inventos revolucionarios como el CD, el Blu-Ray, la televisión en alta definición o las impresoras 3D.

Ahora, de la mano de los devices, el sector de Healthcare quiere convertirse en un protagonista importante en este evento, que antes de la pandemia tenía un promedio de 350.000 visitantes de todo el planeta. La que picó en punta fue la estadounidense Abbott, que se convirtió en la primera en su tipo en encabezar el acto de apertura.

Durante su discurso, el presidente y director ejecutivo de Abbott, Robert Ford, anunció que la compañía está desarrollando una nueva categoría de dispositivos biowearables para el consumidor llamada Lingo, diseñados para rastrear señales clave en el cuerpo, como glucosa, cetonas y lactato; ayudar a las personas a comprender mejor su salud general y tomar medidas. Ver Comunicado.

«La tecnología nos da el poder de digitalizar, descentralizar y democratizar la atención médica; crear un lenguaje compartido entre las personas y su médico, y poner más control de su salud en sus manos», dijo Ford. «Estamos creando un futuro que brindará una atención más personal y precisa. Está sucediendo ahora mismo. Y su potencial no es menos que increíble«, remarcó.

Los devices biológicos están diseñados para traducir el lenguaje único del cuerpo en datos procesables para ayudar a rastrear y medir la salud y el bienestar general. La tecnología del sensor también podría usarse algún día para rastrear los niveles de alcohol, anticipó el ejecutivo.

«Esto será como tener una ventana en el cuerpo«, dijo Ford. «Es ciencia a la que las personas podrán acceder en cualquier momento para comprender lo que su cuerpo les dice y lo que necesita. Nuestra visión es que Lingo irá mucho más allá de los dispositivos portátiles de hoy, para ayudar a los consumidores a administrar de manera proactiva su salud, nutrición y desempeño atlético«, destacó.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre