En el laboratorio nacional Felipe Bajer volvieron los problemas. Ver antecedentes.

Han cortado la cadena de pagos tanto a los propios empleados como a sus proveedores.

A los empleados les deben el mes de julio, y los haberes de junio lo pagaron recién los primeros días de agosto –un mes después de lo que indica la ley.

Aunque como pequeña forma de ponerse al día, el viernes 17 de agosto le abonaron al staff $500, en concepto del sueldo de julio.

Claro que los delays alcanzan también a los proveedores.

Son varias las compañías que se han encontrado con la sorpresa de recibir “cheques rechazados” y en total se estima que el laboratorio mantiene una deuda por este concepto cercana al medio millón de pesos.

Le deben al laboratorio Omicrón, quien le elabora su emblemático Farm X.

También al elaborador de envases plásticos Extruplast, y a Baking, otra productora de envases.

Su propietario Mario Bajer no da respuestas sobre este asunto y por supuesto tienen la producción parada, ya que ningún proveedor baja ninguna mercadería debido a las deudas existentes.

Por lo cual, se estableció un círculo vicioso. No están generando productos para cubrir las deudas e intentar dar vuelta la situación.

Pharmabiz le consultó sobre este tema a Orlando Biondi, el gerente general de la firma y revisor de cuentas de CILFA, la principal cámara de medicamentos local.

Aunque este medio no obtuvo ningún tipo de respuesta acerca de la situación del laboratorio y sobre si podría estar entrando en una convocatoria de acreedores.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre