El regulador antimonopólico brasileño le dio el OK al deal por el cual Hypera le compró 18 activos a la japonesa Takeda, en marzo de 2020. La aprobación está condicionada a la venta de Xantinon, transacción que el grupo farmacéutico espera concretar el 29 de enero.

El brasileño Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE) aprobó la adquisición que acordara el año pasado la local Hypera de un grupo de medicamentos que pertenecían a la japonesa Takeda. El aval de la operación está condicionado a la firma de un deal que elimina ciertas preocupaciones competitivas. Ver Comunicado.

Este paso le da luz verde a Hypera para la tenencia y comercialización de líneas de productos como DraminNebacetin; Neosaldina; Eparema; Xantinon; Nenê-Dent; Albocresil; Venalot; Ad-Til; Alektos; y Nesina.

La operación se estructurará a través de la adquisición, por parte de Hypera, de la totalidad de las acciones de una nueva empresa a constituirse en Brasil. La misma mantendrá las líneas de productos, así como los activos tangibles e intangibles anteriormente propiedad de Takeda, sus subsidiarias o afiliadas.

En el análisis del caso, el watchdog concluyó que el ejercicio del poder de mercado por parte de Hypera sería improbable en todos los segmentos de la operación, ante la presencia de actores nacionales relevantes con condiciones para atender posibles desviaciones de demanda y la fuerte presencia de medicamentos similares y genéricos, entre otros factores.

El acuerdo entre Hypera y Takeda comprende a la Argentina, Brasil, México, Colombia, Ecuador, Panamá y Perú. En el país, las marcas que cambiarán de manos son Budeson Nebu y Nene Dent, las que carecían de promoción médica.

En la propuesta presentada a la CADE, Hypera se comprometió a vender los productos Xantinon y Xantinon Complex, pertenecientes a Takeda, así como todos los activos intangibles, como propiedad intelectual, registros de salud y know-how necesarios para su proceso de fabricación.

La medida fue adoptada como una forma de eliminar preocupaciones competitivas en el mercado de hepatoprotectores y lipotrópicos, que presentaban riesgos derivados de una alta participación conjunta de ambas empresas en el escenario posterior a la operación. La venta de dichos medicamentos ya fue acordada aprobada por CADE en octubre del año pasado. Ahora se espera que el cierre se produzca el 29 de enero.

Con la conclusión del acuerdo, Hypera Pharma “reforzará su portafolio de productos recetados y expandirá significativamente su liderazgo en el mercado OTC, al poseer dos de las tres marcas de medicamentos más grandes del país, según IQVIA”, dijo la compañía en un hecho relevante enviado a los mercados financieros. Ver press release.

Hypera está estructurada en tres principales unidades de negocio: medicamentos de prescripción, bajo la marca Mantecorp Farmasa; productos de consumo para el cuidado de la salud, que incluye medicamentos OTC y suplementos nutricionales/vitamínicos; y similares y genéricos, a través de la empresa Neo Química.

En tanto, Takeda, con sede en Japón, está centrada en cuatro áreas terapéuticas: oncología, enfermedades raras, neurociencias y gastroenterología. También realiza inversiones específicas en I+D para terapias y vacunas derivadas de plasma.

En marzo de 2020, la japonesa le vendió a Hypera una cartera de 18 activos en un deal que implicó un desembolso de u$s 825 millones. El mismo implicó a diferentes países de Latam tales como Argentina, Brasil, México, Colombia, Ecuador, Panamá y Perú, los que integran la región denominada por la multi «Mercados Emergentes». En la Argentina, las etiquetas que formaron parte del acuerdo son las gotas para nebulizar Budeson Nebu; y el gel para gingivitis Nene Dent, las que carecían de promoción médica. Ver artículo.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre