La ministra de Salud, Carla Vizzotti junto al secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, y las cuatro cámaras industriales de farma encabezaron una conferencia esta tarde. Se explicó que en el caso de los medicamentos, la retracción de precios abarca a todos los productos, y no a una mera canasta limitada como es el caso de los alimentos.

En un sector que cultiva un perfil de exposición súper bajo, hoy tuvo lugar un acontecimiento que podría catalogarse como «histórico». Convocadas por los dos funcionarios que salieron a la palestra con el tema precios, las cuatro cámaras industriales de farma estuvieron sentadas hasta hace un rato en una conferencia de prensa conjunta.

Por CILFA, el que dijo presente fue su presidente Eduardo Macchiavello, por la CAEMe; el director ejecutivo, Carlos Escobar; y por COOPERALA, su presidente Marcelo Burstein. También resaltó el hecho que se le dio una silla a la CAPGEN, la cámara de medicamentos genéricos, mediante su directora ejecutiva, Alejandrina Arauz. Se trata de una entidad que normalmente ha sido un convidado de piedra en este tipo de negociaciones.

El objetivo de la reunión fue comunicar que, según lo dijo Vizzotti, se llegó a un acuerdo para poder estabilizar los precios desde el 1 de noviembre, y sostenerlos hasta el 7 de enero de 2022. Según sostuvo la funcionaria, fue en el marco de una política que tuvo su punto de largada el 10 de diciembre de 2019, haciendo obvia alusión al inicio de la gestión presidencial de Alberto Fernández y de Cristina Kirchner.

A su turno Feletti, dijo que las cámaras de farma han mostrado predisposición para retrotraer los precios, a la vez que indicó se tomarán este tiempo para discutir con el sector, las problemáticas de costos, abastecimiento, y funcionamiento del mercado de medicamentos. Dijo que esto se inscribe en el objetivo de la Secretaría de Comercio, que es poner el ojo en dos grupos de bienes de consumo esencial: los alimentos y los medicamentos.

Eduardo Macchiavello resaltó que en este tiempo de pandemia, la industria farmacéutica argentina, cumplió un rol muy importante en el país. Mencionó que la industria no dio falta, pudo abastecer al mercado, y lo comparó con otros países en los que sí se detectaron problemas de abastecimiento. El directivo recalcó que el hecho de que la Argentina tenga una industria farmacéutica robusta le permitió autoabastecerse. En todo este período, explicó que los costos de logística y de las materias primas se super dispararon.

El empresario que forma parte del grupo Roemmers subrayó, además, que en el caso de Farma, no se trata únicamente de «una canasta» de productos, en un tiro por elevación a los alimentos. Por el contrario, explicitó que incluye a todos los medicamentos.

Al ser consultado Feletti sobre por qué la retracción no fue hasta el mes de octubre, el funcionario lo fundamentó comentando que esto se debió, principalmente, a que las farmacias ya estaban stockeadas, y ya tenían notas de crédito en danza. Retrotraer los valores a octubre hubiera impactado fuertemente en el canal de ventas, el sector de comercialización más chico, precisó.

La ministra Vizzotti se refirió, asimismo, al acuerdo puntual del PAMI, y aclaró que los precios del mismo no se verán alterados. A su turno, Macchiavello explicó que el 70% de los medicamentos que consumen los jubilados, tienen 100% de cobertura. Es decir, se entregan gratis. En ese caso, puntualizó que la industria farmacéutica subsidia dichos productos.

 

El cuarteto de cámaras de Farma marcó la cancha frente a los alimentos. #Precios #Medicamentos #Laboratorios #CILFA #CAEMe #COOPERALA #Farma #Pharmabiz

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre