Moncef Slaoui tuvo un perfil alto durante la primera fase de la pandemia como jefe de vacunas de Trump en EEUU. Ahora cae en desgracia después de un caso de acoso que GSK describió como «inaceptable

GlaxoSmithKline ha destituido a Moncef Slaoui, el ex-jefe de vacunas del gobierno de EEUU como presidente de la empresa de biomecánica Galvani Bioelectronics por un caso de acoso sexual.

El laboratorio británico encaró una investigación interna e identificó una situación de acoso sexual acontecida hace varios años en la empresa. La empresa dijo que la investigación respaldó las acusaciones de acoso y contacto inapropiado y que el comportamiento de Slaoui fue «inaceptable«. Señaló que la pesquisa sigue en curso pero que la rescisión de su contrato tiene efecto de inmediato. Ver press release.

Slaoui fue el asesor principal del programa de desarrollo de vacunas contra COVID-19 de EEUU, conocido como Operation Warp Speed, bajo de la presidencia de Donald Trump. Aunque renunció poco antes de la asunción de Biden como presidente.

El ejecutivo marroquí-estadounidense tiene una larga historia de más de tres décadas trabajando con GSK. Ingresó a la empresa como investigador de vacunas en 1988, llegando a ser jefe de investigación y desarrollo en 2006.

Slaoui dejó su sillón en GSK en el 2017 y se sumó al board de Moderna, pero seguía como presidente del board de Galvani Bioelectronics, una posición que ocupó desde la fundación del negocio en 2016.

Galvani es una compañía de investigación y desarrollo de productos biomecánicas en la que GSK tiene una participación del 55%. El resto de la empresa pertenece a Verily, una subsidiaria de Alphabet, la corporación madre de Google. Ver sobre el Deal.

El que reemplazó al desvinculado Slouir como presidente del board fue Christopher Corsico, el vice presidente senior de desarrollo de GSK.

GSK crea firma bioelectrónica

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre