El ex Purissimus Pablo Flores Maini, desembarcó en el nacional Oriental para reposicionar a la compañía como laboratorio de specialty pharma.

El objetivo es enrolarse dentro de las categorías que apuntan a las terapias críticas. Con este plan, proyectan facturar $10 millones (u$s 3.33 millones) durante 2009. De ese total, el 80% de los ingresos serían generados por las medicinas para tratamientos especiales y el 20% por las líneas generales.

A estas horas los ejecutivos de la firma local están anudando la representación de marcas de nicho con algunos laboratorios del exterior. Serán principalmente para el área de onco y oncohematología y serían lanzadas en el segundo semestre de 2008.

La compañía está dando sus primeros pasos en firme luego de haber sido adquirida en 2006 por Synergy Group, de composición netamente nacional.

El laboratorio había sido clausurado por la ANMAT en 2004 por falta de cumplimiento de las GMP. Así es que los nuevos propietarios están desembolsando $1,5 millón (u$s 500 mil) en su planta del barrio porteño de Liniers para ponerla a tono con las normativas MERCOSUR.

A su vez, planean sumar una segunda planta de producción en el parque industrial de Pilar, la que estaría finalizada para 2011. La misma se destinaría a liofilizados, sólidos y líquidos.

Y hay otras empresas que forman parte del mismo grupo: la droguería oncológica Drofar y la distribuidora de medicamentos e insumos hospitalarios Meditek, que cortará las cintas en agosto de 2008.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre