Los suizos de Novartis están de festejo.

Sucede que la ciclosporina está cumpliendo 25 años de vida y por ello convocaron a la prensa local en el día de hoy a soplar velitas en Puerto Madero.

Y no es para menos, tanto movimiento se debe a que «la ciclosporina revoluciónó el campo del trasplante de órganos al brindar un tratamiento eficaz y seguro que permitió aumentar la sobrevida de los pacientes», según afirman en la compañía.

Parece mentira, pero los trasplantes exitosos que hoy en día son moneda corriente, tienen una joven vida y fueron posibles en buena medida gracias a la aparición de esta molécula.

Este inmunosupresor fue aprobado en 1982 por la autoridad regulatoria suiza, un año más tarde por la FDA y en 1985 por la admnistración local (ANMAT).

Y fue este organismo regulatorio el que calificó a la droga desarrollada por Novartis, –que en la Argentina se comercializa como Neoral-, como el producto de referencia para que los medicamentos similares preparen sus estudios de bioequivalencia y biodisponibilidad. Esto fue a través de la disposición 2807 del año 2002.

La unidad de trasplante e inmunología le genera a Novartis Argentina el 13% de la facturación de su negocio de farma.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre