En la empresa admiten que para descubrir nuevas reservas de crudo, el presupuesto debería ser mayor; el gas de Loma La Lata llegará hasta el sur de Brasil.

«Estamos en la Argentina no para sacar dinero sino para invertir. Repsol YPF asignará u$s 800 millones a la Argentina durante este año, aunque esas inversiones no serán para el área de exploración, lo que hará peligrar las reservas para el mediano y largo plazo«.

Con esas palabras el vicepresidente de Exploración & Producción de Repsol YPF, Miguel Angel Remón Gil, aseguró ayer en Neuquén que la compañía no es un inversor extranjero en la Argentina y salió a diferenciarse de otras empresas españolas cuando dijo que la compañía sigue apostando a pesar de la crisis.

Repsol YPF inauguró ayer la Estación Compresora de la Unidad Separadora Primaria n° 9 y las obras medioambientales en el pozo NQ LLI145 ubicados en el yacimiento Loma La Lata, Neuquén, donde la empresa espera invertir 120 millones de dólares.

La nueva Estación Compresora se agrega a otras 11 que entraron en operación durante los últimos meses en el área del yacimiento y las 2 que próximamente se inaugurarán, alcanzando una potencia instalada del orden de 66.000 H. Esto ubica al yacimiento Loma La Lata como el de mayor potencial energético de compresión en el país.

Tanto los voceros de la empresa como los representantes del gobierno provincial pusieron en el eje del discurso su preocupación por el entorno y la preservación del medio ambiente.

Hasta un productor agrícola que participó de la ceremonia oficial admitió que estaba en condiciones de exportar papas y cebollas orgánicas a Europa a raíz de que no había superposición de intereses entre su actividad y la de la industria petrolera.

El yacimiento Loma La Lata tiene un singular valor estratégico ya que es considerado como uno de los gigantes del continente americano. Sus reservas originales fueron estimadas en 285.000 millones de metros cúbicos gas y de 34 millones de metros cúbicos de condensado (crudo).

En este contexto, la cuenca neuquina, considerando además de Loma La Lata los yacimientos de Sierra Barrosa, Aguada Pichana y San Roque, abastece al 31 % de la demanda total del mercado de gas en la Argentina. Por su parte, las exportaciones realizadas desde la cuenca representan el 22,7 % de las exportaciones argentinas de gas natural; las ventas a industrias implican el 58,4 % del total de las entregas industriales del país y la colocación a distribuidoras el 62,2 % de las ventas en la Argentina a dichas empresas.

Desde Loma La Lata se atiende no sólo al mercado de Buenos Aires y de Chile sino que se prevé llegar también a Porto Alegre.

Por Cristina Kroll

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre