El directivo dice que las compañías internacionales en general tienen “espaldas para aguantar” porque “acumularon muy buenas ganancias”.

¿Cómo se encarriló la compañía a partir de la devaluación argentina?

-Cuando sucedió la debacle se montó un plan de acción para todo el año y lo estamos llevando a cabo. Se están alcanzando objetivos dentro de una rentabilidad negativa, pero se trata de mantener la calma y no dejarse llevar por las tormentas político-económicas y seguir adelante. Los balances negativos se toman como ciclos que se suceden por otros positivos y luego se retoma el rumbo. Además, como somos una compañía multinacional tenemos espalda para aguantar los números rojos por un período. También tomamos en cuenta la historia de otras multinacionales que tienen la amarga experiencia de haberse ido y después les costó mucho volver. En general, las compañías internacionales tienen espaldas para poder aguantar. Creo que han acumulado muy buenas ganancias, así es que presentan solidez.

Números rojos, ¿Hasta cuándo?

Yo creo que nuestros balances negativos esperan repetirse por tres o cuatro años más. Nosotros estamos aumentando precios pero por debajo de la inflación y sin relacionarlo con la devaluación. Entiendo que la empresa se sobrepondrá con esfuerzo y seguimos apostando porque creemos que la Argentina volverá a la normalidad.

¿Hacia dónde orientan la acción de la fuerza de ventas?

-Estamos centralizando las acciones en los médicos y desde hace poco también incorporamos a las farmacias como eje de nuestra estrategia. El punto de venta se ha convertido en neurálgico en la decisión de compra. Salimos a la calle y ponemos la oreja. Yo mismo visito a médicos y farmacéuticos. Hace poco recorrí zonas interesantes como Villa Lugano o Lanús, donde me recibieron muy bien aunque reconocen que el consumidor hoy está fuertemente orientado por el precio. Por eso encaramos una política segmentada.

Es clave en cualquier política de comercialización….

Sí, nosotros no hicimos como otras compañías que aumentan los precios y luego lo descuentan a través de bonos u otros sistemas. Tenemos una lista de precios uniforme para todo el país. No queremos meternos en promociones especiales, donde también surge la categoría de “farmacias especiales”. Porque son unas pocas las que pueden participar de ciertas políticas de rebajas.

¿Cuál es el rol que cumple la plata de América latina en el entorno productivo?

Novartis tiene plantas en Brasil, México y la Argentina y desde esos puntos se distribuye hacia toda América latina. Brasil fabrica inyectables, cremas y otras formas sólidas. La Argentina se especializa en formas sólidas como comprimidos y pastillas. Por lo tanto, las exportaciones desde la Argentina constituyen una clave en el abastecimiento de toda la región.

LAPA Y Aerosur, juntitas

Con el mismo accionista mayoritario, LAPA -que recuperó su nombre originario-, y la boliviana Aerosur, van a juntar fuerzas en el marco de un acuerdo comercial y operativo que les permitirá tener un vuelo diario entre la Argentina y Bolivia, cubrir rutas en el interior de ambos países y contar pronto con servicios a los EE.UU y, el año próximo, a Madrid, entre otros beneficios para ambas.

En el apoyo de esta decisión, el director ejecutivo de la empresa, Horacio Grundy, dijo que en la Argentina “vamos, en el corto plazo, a fusiones o a una amplia política de acuerdos” entre compañías para poder hacerlas rentables.

En otro terreno, directivos de LAPA dijeron que han presentado un pedido al Gobierno argentino para que se fije un precio máximo para el JP1 – el combustible para la aviación- que debiera colocarse en un máximo de 45 centavos de dólar, frente a los 90 que tiene actualmente.

La compañía inaugurará su nueva imagen corporativa -que estará en línea con la de Aerosur– a mediados de noviembre próximo, cuando salga pintado con un diseño que prioriza el verde y el violeta.

Por Cristina Kroll

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre