La movida la empezó Roche con los corners para diabéticos. Ahora se sumó la cadena de farmacias de zona norte con la dermocosmética, donde marcha de la mano de Johnson & Johnson, L´Oréal y Pierre Fabre.

La cadena de farmacias Zona Vital está en la zona norte del gran Buenos Aires y quiso diferenciarse. Inauguró un centro de dermocosmética personalizado de la mano de los líderes globales en esta especialidad: L´Oréal, Johnson & Johnson y Pierre Fabre. La iniciativa, impulsada por José Luis Roiz, el número uno de Zona Vital logró convocar a los competidores más fuertes del segmento que pusieron sus marcas en combinación para atrapar al consumidor que se preocupa por la salud de su piel.

El Grupo L´Oréal entró a jugar fuerte con Vichy, La Roche-Posay y el laboratorio farmacéutico Galderma, una empresa cuyo capital es compartido entre L´Oréal y Nestlé. Johnson & Johnson participa con Roc y Neutrogena y Pierre Fabre, con sus marcas internacionales Avéne, Duclay, Klorane y Elancyl.

Eslabones unidos

Con esta jugada, Roiz apuesta a afianzar una alianza estratégica entre todos los eslabones del cluster de salud: fabricantes, médicos, farmacia y cliente. Y la idea es que todos ganen posicionamiento de marca, al tiempo que se genere flujo de clientes que aporten algo de cash al punto de venta. En el área especialmente habilitada para brindar este servicio, las dermoconsejeras de Zona Vital se harán cargo de dar a conocer las tendencias y los tratamientos relativos al cuidado del cabello y a la salud de la piel.

Una de las novedades que le ofrecerán a su comunidad de clientes será el maquillaje correctivo sponsoreado por La Roche-Posay. Es para las personas que tienen marcas en la piel a raíz de secuelas de ciertos trastornos como el vitíligo, los angiomas o algún hematoma. En la Argentina, el único ámbito en el que funciona algo parecido es el Hospital de Clínicas, que depende de la Universidad de Buenos Aires.

A tono con este emprendimiento criollo, esta misma semana la cadena de farmacias norteamericana Brooks inauguró su Derma Skincare Center stokeado con productos de Avéne y Vichy. Brooks opera más de 300 puntos de venta en ese país y espera abrir otro centro durante este mes. Tanto Pierre Fabre, que tiene en su portfolio a Avéne, como Vichy son marcas que se venden exclusivamente en farmacias y tienen un staff de visitadores que llegan al médico. Mientras que Johnson juega en todos los terrenos: tiene a Roc exclusivamente en farmacias y con Neutrogena también sale a las grandes superficies. En total, se estima que las ventas de productos en este segmento alcanzan en el país u$s40 millones al año.

Farmacias de nicho

Daniel Russo, de Johnson & Johnson, cree que la tendencia es ir en camino de las farmacias especializadas. Y hay varios que han marcado el rumbo: entre ellos Roche y “La Plaza de Fragancias” en Farmacity.

Aunque Roiz cree que no es rentable estar en un solo nicho a raíz del poco volumen. Por eso está terminando de ponerle el moño a Zona Bebé. Allí tendrá todo lo que la madre necesita para el recién nacido: pañales, productos de tocador, sonajeros y hasta una línea de ropa y otra de muebles infantiles. A estas horas ya anudó un acuerdo con Johnson & Johnson, Nestlé y Chicco. Ahora está por cerrar una alianza estratégica con una importante marca de indumentaria.

El dato más curioso son probablemente las “listas de nacimiento”. Al igual que los tradicionales regalos de bodas, los parientes encantados de que llegue un nuevo miembro al hogar podrán realizar los pedidos a la farmacia hasta por teléfono. Además, claro, la idea es que compren todo lo que necesitan durante el año.

Johnson & Johnson ya experimentó esta iniciativa en la sucursal de Wal-Mart. Constituyentes con un Baby Mart. También están presentes en los locales de Carrefour de Vicente López y en el de San Lorenzo, con la denominada área Ciudad Bebé.

Por Cristina Kroll

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre