El COVID-19 dejó sus huellas en el balance 2020 de la helvética Alcon, que sintió el impacto del cierre de ópticas y del parate en las cirugías oculares de rutina durante el segundo trimestre del año. La facturación de su unidad de Surgical cayó un -11%, mientras que la de Vision Care retrocedió un -4%.

La recuperación que presentaron sus ventas en el segundo semestre de 2020 no le alcanzó a la suiza Alcon para cerrar su último ejercicio económico con números azules. La compañía, que volvió a ser independiente en el 2019 tras escindirse de Novartis, reportó una caída en sus ingresos del -8% en moneda constante a u$s 6.763 millones durante el año pasado. Ver Press Release.

En su informe financiero, la multi explicó que los aislamientos generalizados que impuso la pandemia en múltiples países durante el segundo trimestre implicaron un significativo impacto. Aunque el mismo fue parcialmente compensado por una recuperación en la segunda parte del año, cuando reabrieron empresas y negocios y se reanudaron las cirugías de rutina.

Sin embargo, las ventas de la división Surgical, que incluye a implantables, consumibles y equipamiento quirúrgico, se desplomaron un -11% a u$s 3.710 millones, considerando el impacto de los tipos de cambio. Por su parte, la unidad de Vision Care, que comprende los negocios de lentes de contacto y salud ocular, declinó un -4% a u$s 3.053 millones.

En la filial local de Alcon se registró un enroque de escritorios a comienzos de 2020. Martín Hoorn, que estaba al frente del negocio de Quirúrgicos de la multi en el país, se cruzó de oficina con Ignacio Pino, el gerente general que llevaba las riendas de Vision Care para Argentina y Uruguay. Ver artículo.

Alcon: enroque en Argentina

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre