Es que según explicó Esteban Wolf, el gerente general de la droguería Progen a este medio, “a pesar de que aumentaron los niveles de consumo y la desocupación bajó, coexiste un alto índice de inflación que se combina con un 45% de la población que no tiene cobertura de la seguridad social”. Y es a ese rango de consumidores que se orienta la compañía.

Es lo que en términos de mercado se traduce como “trabajar para la base de la pirámide”.

Progen muestra una perfomance destacada. En 2007 creció un 100% en términos de facturación y espera alcanzar un alza idéntica durante 2008. A su vez, el año pasado abrió tres nuevos centros de distribución: Tucumán, Neuquén y Córdoba, los que marcaron nuevas instancias de crecimiento.

Y durante 2008 cortarán las cintas de un centro en Mendoza para abastecer el área cuyana. Estos cuatro centros se están sumando al que habían abierto en Rosario durante 2006.

La competencia con los medicamentos de marca se ha descomprimido en los últimos años. No hay que olvidar cuando en 2002, los grandes laboratorios efectuaban considerables descuentos para competir con los precios generistas. En ese marco, Wolf estima que la tasa de crecimiento del mercado de genéricos será del 5% anual.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre