Un anticoagulante subió recientemente a la primera plana de los diarios, empujado por un reclamo de familiares de una paciente. El producto solicitado es Angiomax, un medicamento que ya no se comercializa en el país, luego de que la suiza Novartis lo adquiriera en el año 2020.

De forma repetida escalan en los medios masivos reclamos de pacientes relativos a la falta de medicamentos o de las pertinentes coberturas de ciertos tratamientos.

El último que salió a la luz, por caso, fue la solicitud de Angiomax, un producto que estuvo bajo el portafolio de los nacionales de Bagó hasta el año 2016, momento en el que claudicó el acuerdo que la empresa mantenía con la firma norteamericana The Medicines Company. También, en su momento, los locales de Raffo habían lanzado una versión genérica, la que luego fue discontinuada por falta de demanda.

Fue por estos antecedentes que se instaló flor de embrollo en los medios periodísticos de interés general. En la actualidad, el producto original a base de bivalirudina quedó bajo el paraguas de la suiza Novartis. Esta realidad sobrevino luego de que la multi europea adquiriera a nivel global a The Medicines Company, operación que fue completada a principios del 2020. En ese momento, el mayor interés de la corporación era sumar al principio activo inclisiran para el colesterol. El mismo fue aprobado por la FDA a fines de diciembre, bajo el nombre comercial de LeqvioVer Press Release. / Ver artículo FDA.

Aunque surge que tras quedarse con dicho producto estrella, la empresa dejó de lado a las marcas de menor escala. Y como parte de ese plan estratégico, Angiomax dejó de comercializarse en América Latina. Por lo cual, el producto no solo no está presente en los vademecums de Argentina sino que en ningún vademecum de la región. El medicamento es definido como un anticoagulante -inhibidor de la trombina- que previene la formación de coágulos sanguíneos.

Con este caso, así como con tantos otros, surge una realidad bastante frecuente respecto de la prescripción de medicamentos en la Argentina. En términos generales, los profesionales médicos indican principios activos sobre los cuales no tienen cabal conocimiento de que efectivamente estén disponibles en el mercado.

Por esta razón, Pharmabiz consultó a fuentes médicas, a efectos de conocer las alternativas de prescripción a la bivalirudina. Las opciones serían los anticoagulantes orales de nueva generación, tales como dabigatrán, cuya marca emblema es Pradaxa, de la alemana Boehringer Ingelheim; rivaroxaban bajo la marca Xarelto, de la alemana Bayer; y apixaban Eliquis, de la norteamericana Pfizer-.

Novartis adquirió The Medicines

Angiomax saltó a los medios. Pharmabiz indagó sobre la marca. #Angiomax #Bagó #Novartis #TheMedicinesCompany #Bivalirudina #Discontinuado #Farma #Pharmabiz

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre