El presidente Alberto Fernández informó hoy que esta madrugada el Estado llegó a un acuerdo por la deuda con el Fondo Monetario Internacional FMI-. Se aseguró que el entendimiento no dispone de saltos cambiarios devaluatorios, y se anticipó una baja del déficit y de la emisión. El próximo paso será la evaluación por parte del Congreso de la Nación.

Luego de dilatadas negociaciones, la Argentina llegó a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional -FMI- a fin de reestructurar el préstamo de u$s 44.500 millones que el organismo le otorgó al país en el 2018, durante la gestión de Mauricio Macri.

El anuncio fue dado a conocer por el presidente de la Nación, Alberto Fernández, mediante un mensaje grabado desde los jardines de la Quinta de Olivos. Luego, el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el jefe de Gabinete, Juan Manzur encabezaron una conferencia de prensa a fin de exponer los detalles de la negociación del programa de Facilidades extendidas. Ver Comunicado Casa Rosada.

Según el propio Alberto Fernández, «en comparación con otros acuerdos anteriores que la Argentina firmó con el FMI, éste no contempla restricciones que posterguen nuestro desarrollo. No restringe, no limita, no condiciona los derechos de los jubilados que recuperamos en el año 2020. No nos obliga a una reforma laboral, promueve nuestra inversión en obra pública, no nos impone llegar a un déficit cero, no impacta en los servicios públicos, no relega nuestro gasto social, y respeta nuestros planes de inversión en ciencia y tecnología«.

A su vez, el presidente aseguró que este entendimiento que elevará al Congreso de la Nación para su consideración, «prevé sostener la recuperación económica ya iniciada, que no haya una caída del gasto real y tampoco dispone de saltos devaluatorios«.

A su turno, Guzmán explicó que desde el punto de vista macroeconómico el convenio está conformado por cuatro bloques: «fiscal«; «monetario y financiero«; «inflación«; «externo y de política cambiaria«. En primer lugar, el funcionario indicó que «se logró que la Argentina pueda llegar a un acuerdo con el FMI sin que haya políticas de ajuste«. Y precisó: «Se plantea una reducción gradual del déficit fiscal sobre la base de una economía que se recupera«. Y desglosó: Para 2022 se proyecta un 2,5 %; para 2023 un 1,9%; y para 2024 un 0,9%».

En segundo lugar, explicó que «habrá una reducción gradual y decidida de la asistencia monetaria que realice el Banco Central al Tesoro«. En cuanto a la inflación, se acordó un «enfoque integral«. Esto implica que se la aborde como un fenómeno multicausal, que se lo explica bajo múltiples factores. Guzmán remarcó que la reducción de la emisión monetaria y la prolongación de los convenios de precios son claves a fin de contener y frenar la inflación. Por último se aclaró que no habrá «no habrá saltos cambiarios» y se plantea un objetivo de acumulación de reservas internacionales.

El entendimiento con el Fondo también implica que cada tres meses habrá revisiones por parte de los ejecutivos del FMI, quienes serán los encargados de aprobar los desembolsos hasta el 2024.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre