La FDA aconsejó hoy a los médicos que busquen alternativas después de que Baxter suspendió la producción del anticoagulante heparina en su presentación de dispositivo reutilizable. Sucede que el organismo regulador había recibido unos 350 reportes de problemas de salud relacionados con el producto de Baxter desde fines del 2007.

También dijo que está investigando si se han registrado problemas similares con heparina fabricadas por otros laboratorios. En enero, Baxter había retirado nueve lotes de su inyección de heparina sódica luego de que un grupo de pacientes notificó efectos secundarios.

En Argentina, Baxter comercializaba su heparina sódica Sodiparin, la que ya no forma parte de su cartera desde principios de 2007, según Juan Pablo Ambar, gerente de Comunicaciones de la compañía.

Y como a esta altura la heparina se ha transformado casi en un commodity, la mayoría de los laboratorios que tienen en su portfolio a este producto son los de tipo “generista”. Es el caso de Northia, Veinfar, Richmond, Fada Pharma, Ivax, etc.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre