En el primer mes de este 2024, las ventas minoristas se desplomaron un -28,5% interanual a precios constantes, según el sondeo que realiza la CAME. En la comparación contra diciembre del año pasado, el descenso fue del -6,4%. De los siete rubros relevados, las Farmacias registraron el desempeño más flojo al caer un -45,8% en los últimos doce meses. En tanto, el canal Perfumerías descendió -32,2% en el mismo lapso.

En enero 2024, las ventas minoristas de las pequeñas y medianas empresas experimentaron una significativa disminución del -28,5% en comparación con el mismo período del año anterior, según la medición a precios constantes que periódicamente publica la CAME. A nivel intermensual desestacionalizado, se registró un descenso del -6,4%.

De acuerdo a la entidad, este inicio de año se caracterizó por un mal desempeño en el sector comercial, marcado por escasas transacciones y una baja afluencia de público en los locales. Seis de los siete rubros relevados registraron caídas interanuales en sus ventas. La mayor retracción anual se detectó en Farmacias (-45,8%), seguido por Alimentos y Bebidas (-37,1%). El único sector en alza fue Textil e Indumentaria (+0,9%). Ver Comunicado.

A pesar de este escenario desafiante, el sector textil emergió como la excepción, logrando un aumento del 0,9% en comparación con enero del año anterior (en aquella ocasión había registrado una baja del -14,4%) siempre considerando los precios constantes. Este incremento se atribuye a la combinación de ofertas atractivas y a las compras realizadas en gran cantidad por turistas internacionales que recorrieron las ciudades argentinas.

En términos generales, los comercios consultados coincidieron en que enero fue un mes perdido. Principalmente debido a la incertidumbre económica y al pronunciado aumento de los precios, que no fue acompañado por un ajuste en los salarios, destacó el informe.

Según el estudio, «para el consumidor promedio, todo resultó costoso«, lo que llevó a una selección más cuidadosa de compras, priorizando las necesidades más urgentes para resguardar ingresos. Sin embargo, queda una considerable demanda postergada, y se espera que parte de ella pueda recuperarse durante el mes de febrero.

En Farmacias, las ventas se hundieron un -45,8% anual en enero, a precios constantes y -7,9% en la comparación intermensual. «Fue un pésimo mes para las farmacias, que se quedaron con un caudal de stock importante frente a la drástica caída de expendio», detalló el informe.

Algunos empresarios consultados por los encuestadores de CAME señalaron que las cifras de enero parecen las de un mes donde nadie se enfermó. «Pero la visión cambia cuando se mira el componente de ese declive, donde el rubro más perjudicado fue el de Cuidados Personales«,  puntualizó el reporte.

En tanto, en el canal Perfumerías, se registró un descenso del -32,6% anual en enero, a precios constantes, y del -7,8% en el balance intermensual. Desde los comercios encuestados apuntaron que muy poca gente entró a los negocios este mes, ni siquiera a consultar. «Lo que salvó la venta fueron algunas compras de gran tamaño, que, a contramano de la tendencia general, de pronto aparecían, especialmente en cremas y perfumes importados«, describió el sondeo.

Los datos surgen del Índice de Ventas Minoristas PyMES de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), elaborado en base a su relevamiento mensual entre 1.256 comercios minoristas de todo el país, realizado entre el jueves 1° y el viernes 2 de febrero.

Artículo anteriorLíder se muda a ex local de salesianos
Artículo siguienteParitarias, acuerdos, retail, resultados y más
Foto del avatar
Periodista especializado en finanzas y mercado de capitales.

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre