El organismo regulatorio de México, le puso el ojo a la Tecnología Médica.

En función de ello, la COFEPRIS, salió a explicar que -al igual que los medicamentos- los dispositivos médicos tienen que cumplir estrictas normas de almacenamiento y especificar, en su caso, fecha de caducidad.

Por tanto, los medical devices que se fabriquen, se distribuyan, se comercialicen y se utilicen en México deben contar con un registro sanitario, luego de haber demostrado la seguridad, eficacia y la calidad del dispositivo.


 

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre