Mientras la ministra de economía, Silvina Batakis, mantiene reuniones en Washington; el Banco Central creó un nuevo tipo de cambio para favorecer a los productores de soja. En paralelo, el flujo de importaciones, y la escalada de los precios impactan en todos los niveles de la economía.

De cara a finalizar el séptimo mes del año, los economistas anticipan que ven al índice de precios al consumidor más cerca del 8% que del 7% que se había pronosticado. En Clarín, Annabella Quiroga señaló que de este modo se alcanzaría la inflación más alta en 20 años. De acuerdo a un relevamiento realizado por la consultora LCG, dirigida por Guido Lorenzo, durante la tercera semana de julio, la suba de precios de los alimentos promedió 2,1% y se aceleró 0,61 puntos porcentuales respecto la semana anterior. Ver artículo Clarín. 

Y en un contexto en el que los desdoblamientos cambiarios son moneda corriente, el Banco Central creó un nuevo tipo de cambio para que los productores de soja vendan la cosecha. En Infobae se resaltó que el mismo será valido hasta el próximo 31 de agosto. A través del mismo, los productores podrán adquirir divisas de libre disponibilidad por el 30% de los fondos obtenidos por la venta de granos con destino a la exportación y convertir 70% en un depósito de libre disponibilidad con retribución variable en función de la evolución del tipo de cambio oficialVer artículo Infobae. 

En tanto, la ministra de Economía, Silvina Batakis, avanza con su agenda de reuniones con inversores y empresarios en Washington. En un artículo de BAE Negocios se detalló que, de esta forma, apunta a contener la crisis económica y llevar un mayor alivio a los mercados luego del furioso aumento del dólar en las últimas semanas. Uno de los encuentros tuvo lugar en la sede de la Embajada argentina con los directivos de Santander Investments, Stone Harbor, Goldentree, Bracebridge, Barcaly’s Capital y Banza. A su vez, también hubo citas bilaterales con el presidente de la petrolera Chevron y el de General Motors, Amazon y Google. Ver artículo BAE Negocios. 

En paralelo, las nuevas trabas a las importaciones que se dispusieron a fines de junio impactaron sobre muchos rubros tales como el de la industria local del software. En La Nación, María Julieta Rumi indicó que el sector posee dificultades para cumplir con las obligaciones contraídas con sus proveedores del exterior y esto podría paralizar la actividad de todas las compañías que utilizan software en sus procesos productivos. La Cámara de la Industria Argentina del Software se reunió con el Banco Central, el Ministerio de Desarrollo Productivo y tenía previsto reunirse con la AFIP a efectos de explicarles la situación de las empresas. Ver artículo La Nación.

Entre otros temas, los aumentos de precios, siguen en el foco. Según reflejó Andrés Sanguinetti en IProfesional, tras los anuncios de aumentos en los pasajes de colectivo y tren, se sumarán incrementos en las tarifas para viajar en taxi en la Ciudad de Buenos Aires. Así lo dispuso el gobierno porteño encabezado por Horacio Rodríguez Larreta mediante una resolución publicada hoy, martes. A diferencia de anteriores oportunidades, el nuevo ajuste incluirá la bajada de bandera y se aplicará en dos etapas establecidas para septiembre y noviembre. Ver artículo IProfesional.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre