La FDA le levantó el pulgar al primer biosimilar de Lucentis, propiedad de la suiza Novartis. Se trata del inyectable Cimerli, el que lleva el sello de la estadounidense Coherus.

El mercado de los biosimilares avanza a buen ritmo como uno de los más competitivos. Así, en el arranque de este mes, la FDA le dio el respaldo al primer intercambiable de Lucentis, de la suiza Novartis., y anotó el 37° producto aprobado.

El que recibió el OK fue el inyectable Cimerli, desarrollado por la estadounidense Coherus. Este biológico, a base de ranibizumab, fue catalogado como un inhibidor del factor de crecimiento endotelial vascular.

El organismo regulatorio autorizó este producto para las mismas cinco indicaciones que se le consigan a Lucentis. Estas son la degeneración macular relacionada con la edad neovascular; el edema macular después de la oclusión de la vena retiniana; el edema macular diabético; la retinopatía diabética; y la neovascularización coroidea miópica. Ver Press Release Coherus.

De acuerdo a lo comunicado, Cimerli, el tercer bio de la compañía, saldrá al mercado estadounidense en octubre de este año. En diciembre pasado, Coherus había conseguido el aval para Yusimry, que toma como referencia a Humira, de su connacional Abbvie; y en el 2018, para Udenyca, una alternativa a Neulasta, de la también norteamericana Amgen.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre