Grifols, la empresa española que compite en el negocio de hemoderivados, puso en marcha su planta de Campo Largo, en Brasil. Fue para comenzar a producir bolsas para sangre destinadas al mercado interno. En la Argentina, el que está al mando es Mario Di Cola.

El laboratorio español Grifols estrenó este mes su planta de Campo Largo, Brasil. Se trata del primer site que la firma levantó en Latinoamérica hace dos años. Ver comunicado

Según lo comunicado, la empresa dio inicio al proceso de fabricación de bolsas para la extracción, separación, conservación y transfusión de componentes sanguíneos con una capacidad instalada anual de más de 10 millones de unidades.

La compañía apunta a abastecer -en una primera etapa- al mercado brasileño; para luego aumentar su presencia en otros países de la región. Grifols había cortado las cintas de su planta en noviembre del 2017 luego de haber desembolsado €16.5 millones. Ver artículo

Grifols cortó cintas en Brasil

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre