El caso de la disruptiva marca de pastas dentales Hello fue plasmado en la revista Forbes por la periodista Amy Feldman. El emprendimiento logró avanzar entre los gigantes Colgate, P&G y GSK.

Las pastas de dientes a esta altura ya son un commodity y un tipo de producto bien establecido. Se trata de un mercado de más de u$s 40 mil millones a nivel global, aunque no muy permeable a nuevos lanzamientos.

En Estados Unidos, por caso, el segmento está dominado por tres mega marcas, Colgate, de Colgate Palmolive; Crest, de P&G; y Sensodyne, de GSK.

Fue en ese cerrado contexto que Craig Dubitsky le dio vida a su propio emprendimiento, al que bautizó Hello Products, un nombre de dentífricos «divertido», que se desmarca del posicionamiento medicinal. Ver empresa.

Definitivamente Hello iba por otro lado. Fue concebida como una fórmula disruptiva y natural, que no incluyera triclosan, una sustancia que recientemente fuera prohibida por la FDA y otras agencias regulatorias para el uso en jabones antisépticos. Ver artículo Forbes

Según su creador, Hello se ha convertido en la segunda marca natural de oral care y se ubica detrás de Tom’s of Maine, adquirida por Colgate-Palmolive en el 2006, a través de un desembolso de u$s 100 millones.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre