En el 2000 la Abuela Goye se había instalado -en forma de córneres en Galerías Pacífico. Por eso, Rubén Rapetti y Mauro Schvartz se dieron cuenta de que el aluvión de turistas extranjeros podía generar nuevas perspectivas de negocio. La decisión fue invertir u$s180 mil para darle forma a Patagonia Mapuche, algo así como un rincón de la Patagonia en Buenos Aires.

En el patio de comidas del shopping ofrecen un mix de marcas sureñas: helados y dulces de la Abuela Goye, vinos Canale oriundos de Río Negro, cerveza artesanal El Bolsón y ahumados Patagonia Exquisiteces. Todo eso se sirve en Ceramicas Burton, cuyas artesanías están disponibles para los turistas que prefieran llevarse un souvenir. Y toda la estética del local está basada en maderas autóctonas. Las mesas y los menúes son de ciprés y también hay mucha lenga.

Romper la estacionalidad

Según Rapetti las ventas en el Sur son marcadamente estacionales. «El Sur trabaja cuatro meses al año: de enero a agosto». Por eso, vieron que las perspectivas en la city serían más favorables. A estas horas 60% de los consumidores son criollos y 40%, extranjeros.

Rapetti dice que no buscan ser masivos. Por eso, por ahora quieren asentarse en Pacífico para seguir agrandando el negocio después de consolidarse, y no descartan el sistema de franquicias. Respecto de replicar el modelo en el exterior consideran que es bastante difícil debido a que todos los productos que comercializan son elaborados en Bariloche y los fletes resultarían de muy alto costo.

En el futuro esperan estirar la oferta. Ya tienen planeado anudar alianzas estratégicas con los hoteles para que los turistas se acerquen a degustar ahumados, chocolates y vinos. En la actualidad, las opciones gastronómicas que pueden consumirse en el local fueron bautizadas con nombres relativos a la cultura mapuche. Por ejemplo, los sandwiches tienen nombres de cerros. Están las variedades Chapelco, Lanín, Catedral, Millaqueo y Huemul. Las tartas remiten a nombres de lagos y pueden ser Limay, Cumelén o Futaleufú. Pero el plato que se destaca entre toda la oferta porteña es la picada de ahumados o las famosas tortas de tipo galesas. Aunque los helados de la Abuela Goye también marcan un contrapunto interesante con el local de La Veneciana, que está justo al lado. Goye ofrece productos basados en frutas de la región: Boysemberry, peras con mora, melón con casis y manzana con sauco.

Por Cristina Kroll

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre