El brazo de la logística está en plena expansión a fin de hacerle frente a la demanda de transporte de vacunas COVID-19 que requieren de condiciones súper frías. Algunas empresas ya están ampliando su capacidad, como es el caso de va-Q-tec, enfocada en contenedores de alquiler.

Los particulares desafíos presentados por algunas de las vacunas anti COVID-19 que están cerca de la aprobación, ya están generando una frenesí en el sector especializado en almacenamiento y distribución en frío.

Por esto, algunos proveedores de contenedores térmicos están aumentando su capacidad al encontrarse con una enorme demanda a medida que los laboratorios y las empresas de logística se preparan para transportar vacunas por todo el mundo. 

Una de las principales empresas que operan en este segmento, la alemana va-Q-tec, ya anunció que cerró un acuerdo para el transporte térmico global con uno de los fabricantes de vacunas anti COVID-19. Esto, según Reuters, “probablemente la convierta en la compañía número uno del sector”. Ver artículo de Reuters.

Sin embargo la firma no mencionó al laboratorio involucrado, además de que todo depende de la autorización regulatoria de la vacuna. Pero tanto la candidata de Pfizer/BioNTech, que ya se presentó para aprobación de la FDA, como la de Moderna, que apunta a solicitar el OK antes de fin de noviembre, necesitan temperaturas ultra frías. La de Pfizer requiere de -60ºC; y la de Moderna -20º C.

Según lo detalló la compañía, el acuerdo contempla el pedido de “varios miles” de contenedores de transporte de alto rendimiento para la distribución mundial de un gran volumen de vacunas a partir del primer trimestre de 2021. Ver press release.

Desde va-Q-tec afirmaron que ya habían hecho inversiones para prepararse y hacerle frente a la demanda que las vacunas anti COVID-19 generarían. En los últimos meses la firma aumentó su flota de 2.500 contenedores y el mes pasado sumó nuevas sedes en Estados Unidos y en Escocia. Sus acciones ya subieron en un 230% este año, valorando la empresa en alrededor de u$s 690 millones. Ver press release.

Su director ejecutivo, Joachim Kuhn, dijo a Reuters que continuará expandiendo su flota en el próximo año y que está en conversaciones con otros fabricantes de vacunas contra el COVID-19 para una operación de distribución que estiman podría durar varios años

La compañía con sede en Würzburg, Alemania, fabrica contenedores “pasivos”, que utilizan hielo seco para mantener el contenido a temperaturas ultra frías hasta por cinco o seis días. Kuhn reconoció que sería un desafío satisfacer la demanda de hielo seco en regiones como África, Latinoamérica y Rusia donde no tienen producción local.

A su vez, y debido a la gran escala de distribución necesaria para vacunas anti-COVID se ha propuesto utilizar aerolíneas de pasajeros para satisfacer la demanda. La asociación de aerolíneas IATA la semana pasada publicó una guía para aerolíneas y advirtió que los gobiernos tendrán que tomar medidas para facilitar la distribución de vacunas. Ver artículoVer artículo.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre