Los medicamentos “genéricos” estuvieron en el ojo de la tormenta cuando en plena devaluación de la moneda local, el ex ministro de Salud Ginés González García impulsó la prescripción por el nombre de la droga.

Fue el momento en que las firmas que tradicionalmente proveían al sector hospitalario, se lanzaron a comercializar sus productos en el circuito del canal de farmacias.

Aunque esa ola ya pasó y varias de esas compañías debieron reorientar sus estrategias. Ahora, en un contexto absolutamente distinto, uno de esos laboratorios “generistas” vuelve al centro de la escena.

Se trata de Northia, que esta noche fue allanado por la Dirección de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas. ¿El objetivo? Seguir la ruta de comercialización de las 300 cajas de Loratadina Plus que fueron encontradas en una “cocina del narcotráfico” la semana pasada.

Las mismas habrían sido adquiridas en la farmacia Lancestremere, situada en Sarmiento y Talcahuano, en la capital Federal. (Diario Crítica)

Los investigadores creen que esa farmacia funcionó como una «oficina encubierta» en la que se destilaba pseudoefedrina para elaborar metanfetamina y derivarla al tráfico ilegal de drogas.

Por eso, a estas horas, algunas entidades farmacéuticas están considerando salir al ruedo con una campaña que reivindique el rol de la farmacia.

Sucede que los representantes del sector suelen enarbolar a la farmacia como un “centro de atención de la salud”. Sin embargo, a estas horas se muestran preocupados porque a través de estos hechos, la opinión pública ha comenzado a identificar a estos puntos de venta como “proveedores de narcotraficantes”.  

Al cierre de esta nota, el laboratorio Northia no realizó ninguna declaración pública. En su página web (Northia) su novedad más relevante es la nueva estética de su sitio web.

El laboratorio está controlado por el fondo de inversión Southern Cross liderado por el ex Ceo de Quilmes, Norberto Morita.

Según el periodista Pablo Fernández Blanco, en su nota publicada el 3 de junio de 2008 (Cronista), “Southern Cross tiene por política no colocar todos los huevos en la misma canasta. En Chile, es muy fuerte en el sector de generación eléctrica, pero también atravesó por el negocio de la seguridad, a través de Juncadella, y de farmacias, a través de la recientemente adquirida More Pharma, en México”.

Norhtia está registrado como laboratorio adherente de la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argetinos. (Cilfa).

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre