La norteamericana Pfizer quiere seguir impulsando su división de vacunas. Ahora acaba de acordar una inversión de € 90,5 millones en el capital de la francesa Valneva. Los fondos respaldarán la fase III de una vacuna candidata contra la enfermedad de Lyme.

La pandemia del COVID-19 puso a la industria de las vacunas en la cresta de la ola y en este 2022 algunos jugadores claves como la norteamericana Pfizer apuntan a profundizar su inserción en dicho negocio.

La compañía comandada en la Argentina por Nicolás Vaquer y la biotecnológica gala Valneva actualizaron los términos de su acuerdo de colaboración y licencia que firmaron en 2020 para la vacuna candidata VLA15 contra la enfermedad de Lyme. Como parte del deal, Pfizer invertirá € 90,5 millones en Valneva a través de un aumento de capital, lo que representa el 8,1% del capital social de la empresa a un precio de € 9,49 por acción. Ver Press Release.

La gala planea utilizar los fondos de la inversión de capital de Pfizer para respaldar el desarrollo de su vacuna candidata. Pfizer dijo que el estudio de fase 3 se iniciará en el tercer trimestre de 2022. Además, Valneva y Pfizer actualizaron los términos de su acuerdo de colaboración y licencia que anunciaron el 30 de abril de 2020. La francesa ahora financiará el 40% de los costos de desarrollo compartidos restantes en comparación con el 30% del acuerdo inicial.

Pfizer pagará regalías escalonadas a Valneva que van del 14% al 22%, en comparación con con el 19% del deal previo. Además, los royalties se complementarán con hasta u$s 100 millones en hitos pagaderos en función de las ventas acumuladas. Otros hitos de desarrollo y comercialización temprana permanecen sin cambios, de los cuales restan u$s 168 millones, incluido un pago de u$s 25 millones a Valneva tras el inicio del estudio de Fase 3 por parte de Pfizer.

La enfermedad de Lyme es una infección sistémica causada por la bacteria Borreliaburgdorferi transmitida a los humanos por garrapatas Ixodes, también conocidas como venado o de patas negras infectadas. Se considera la enfermedad transmitida por vectores más común en el hemisferio norte.

Según un estudio publicado en junio de 2022 en BMJ Global Health, es probable que la enfermedad de Lyme haya infectado al 14,5% de la población mundial. Si no se trata, la enfermedad puede diseminarse y causar complicaciones más graves que afectan a las articulaciones, como la artritis, al corazón, la carditis o al sistema nervioso.

«La enfermedad de Lyme se está extendiendo y representa una gran necesidad médica insatisfecha que afecta la vida de millones de personas en el hemisferio norte. Esperamos seguir investigando nuestro candidato VLA15 en la Fase 3, lo que nos acercará un paso más para ayudar potencialmente a proteger tanto a adultos como a niños de esta devastadora enfermedad”, dijo Thomas Lingelbach, CEO de Valneva.

Fundada en 2013 mediante la fusión de la austríaca Intercell y la francesa Vivalis, Valneva es una compañía de vacunas especializadas enfocada en el desarrollo y comercialización de vacunas profilácticas para enfermedades infecciosas con una importante necesidad médica no cubierta. Posee dos vacunas aprobadas y una amplia gama de candidatas, incluidas las destinadas contra la enfermedad de Lyme, el virus chikungunya y COVID-19.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre