La británica Roivant Sciences y la estadounidense Pfizer le corrieron el velo a Priovant Therapeutics, una biotecnológica en etapa clínica que busca ofrecer terapias para enfermedades autoinmunes. La compañía, en la que la multi que conduce Albert Bourla posee una participación del 25%, trabaja en un potencial candidato para tratar la dermatomiositis y el lupus.

La estadounidense Pfizer quiere ampliar su cartera de enfermedades inflamatorias. En sociedad con la inglesa Roivant Sciences acaba de poner en marcha Priovant Therapeutics, una compañía que está desarrollando una franquicia para múltiples enfermedades autoinmunes huérfanas y especializadas con pocas terapias aprobadas, alta morbilidad y mortalidad. Ver Press Release.

Priovant se formó sobre la base del acuerdo que ambas empresas sellaron en septiembre de 2021. A través del mismo, Pfizer obtuvo la licencia de los derechos de desarrollo global de brepocitinib oral y tópico, actualmente en estudio para la dermatomiositis y el lupus, y los derechos comerciales de la compañía en EEUU y Japón.

El brepocitinib oral se evaluó en 14 estudios de fase 1 y fase 2 completados, incluidos cinco controlados con placebo en artritis psoriásica, psoriasis en placas, colitis ulcerosa, alopecia areata e hidradenitis supurativa. Pfizer tiene una participación accionaria del 25% en la biotecnológica, mientras que Roivant, fundada por Vivek Ramaswamy en 2014, posee el 75% restante.

«Roivant tiene un historial comprobado en el desarrollo de fármacos para la inflamación y la inmunología en etapas avanzadas, por lo que confiamos en que Priovant continuará con éxito el desarrollo de tratamientos innovadores muy necesarios para estos pacientes», dijo Mikael Dolsten, director científico y presidente de Worldwide Research, Development and Medical en Pfizer.

 

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre