El laboratorio Phoenix completó un proceso de reducción de personal.

Lo implementó mediante la herramienta del retiro voluntario, a través de la cual partieron alrededor de 50 agentes de propaganda médica y algunos ejecutivos del área de marketing.

El laboratorio apeló a los colaboradores que estaban cerca de egresar por motivos de jubilación y hacia allí apuntó con tentadoras propuestas.

Bajo la batuta de Gustavo Bulacio, su gerente de Recursos Humanos, que llegó a la compañía hace tres años, proveniente del banco HSBC, obtuvo buenos resultados.

Con este desgrane, el laboratorio ahora está operando con casi la mitad de la fuerza de ventas que ostentaba antes de ser adquirido por los británicos de GlaxoSmithKline en el año 2010. Ver artículo.

En ese momento se destacaba con una cartera de 191 visitadores. En la actualidad tiene alrededor de 117. La mayor parte de las bajas se dieron en el área de cardio, gastro y vías respiratorias.

En simultáneo, del área ejecutiva partió Víctor Malkevicius, cuya función fue asumida por otros miembros del staff y Alberto Torres, quien fue reemplazado en parte por Adrián Santilli, quien ya formaba parte del equipo.

 cambios

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre