El presidente de la cadena de farmacias Farmacity, Mario Quintana dejó sentada su opinión en una columna que lleva su firma y que publicó en el día de hoy el diario Perfil. Ver artículo.

La misma se refiere a la reciente Resolución 1632 del Ministerio de Salud de la Nación, que prohíbe la venta de ciertos productos en farmacias.

Quintana afirma que «a partir de su entrada en vigencia, será ilegal vender en una farmacia un babero, una barra de cereales o un par de medias».

Dice también que «la legalidad de dicha norma es muy cuestionable, por lo que Farmacity recurrirá a la justicia para que se expida».

En dicha columna se pregunta además: «más allá de lo jurídico, ¿Cuál es el propósito de la regulación, y a quién busca beneficiar?»

Según su punto de vista subraya que esta nueva normativa «claramente no beneficia a la gente«.

Recalca que «Farmacity ha sido siempre una empresa orientada a la gente, que innovó a partir de modelos exitosos de otros países, adecuándolos al gusto de las familias argentinas».

Y no tiene pruritos para ir al grano al referirse al sector farmacéutico. «En un sector acostumbrado a decidir todo en mesas chicas, de espaldas a la gente, nuestra clave del éxito fue pensar primero en la gente y enfocar todos nuestros esfuerzos para atenderla mejor».

También aseguró en la columna del diario Perfil de hoy domingo 10 de noviembre, que «si el objetivo de esta resolución fuera proteger a las farmacias tradicionales, flaco favor implicaría imponer una limitación a su posible surtido».

Quintanta cree que esta medida «está orientada a dañar a las farmacias innovadoras para mantener al sector minorista atomizado, debilitado y ahogado financieramente«.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre