El laboratorio nacional Raffo vio el gap y no lo desaprovechó. Lanzó Golpix, un producto a base de árnica que apunta a aliviar chichones y moretones.

Los chichones y moretones hasta ahora no tenían muchas respuestas desde el mercado. Fue por eso que el laboratorio nacional Raffo encontró el gap y se lanzó con Golpix.

El producto, que funciona como una «varita mágica» a bolilla, apunta a aliviar los golpes y dolores tan corrientes en los más chicos. Aunque, además puede ser utilizado en adultos.

La otra empresa que ya le había visto la veta fue la local Formulab que creó Zona Libre de Golpes, también basado en árnica. A su vez, coexiste otra opción equivalente. Sin embargo, la misma apunta a la artrosis. Se trata de Artrosil, de TRB Pharma. Ver artículo

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre