La película argentina dirigida por Damián Szifrón y financiada, entre otros, por el empresario farmacéutico Hugo Sigman, quedó nominada ayer, jueves 15 de enero, a los Oscar como “Mejor película extranjera”.

Así, se convirtió en la séptima película argentina en llegar a la gran gala de Hollywood.

Sigman, que tiene inversiones en EleaBiogénesis Bagó, Chemo, y PharmaADN festeja el triunfo ya que su productora Kramer & Sigman Films fue partícipe de la financiación del film. Ver artículo.

relatos

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre