La ANMAT retiró 150 lotes de productos al laboratorio Rigecin y le puso la faja de clausura.

Mediante la disposición Nº 3295 prohibió la comercialización y uso de 150 lotes -la mayoría de solución fisiológica- a la vez que ordenó su retiro del mercado en todo el país.

Esta decisión se debe a que dichas partidas no contaban con la liberación de control de calidad correspondiente.

Los inspectores de la ANMAT encontraron  deficiencias de cumplimiento de las Buenas Prácticas de Manufactura consideradas como críticas.

Los representantes de ANMAT fueron recibidos por el co-director técnico debido a que el DT había renunciado el último 27 de abril.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre