La israelí Teva sigue rodeada de incertidumbres. Ahora le pasará la tijera al 25% de su grilla en Israel, y a un 10% de su plantilla en los Estados Unidos.

La israelí Teva, experta en genéricos, sigue cuesta abajo. Luego de que sus acciones cayeran casi un 60% en lo que va del año, ahora la firma achicará su grilla, bajo la batuta del nuevo CEO global, Kåre Schultz.

Así lo informó la agencia de noticias Reuters, que tomó como fuente un artículo del medio israelí Calcalist, en el que se reportó que Teva recortará entre un 20% y un 25% de su organigrama en Israel. Ver artículo.

La compañía que emplea a cerca de 6.860 personas en dicho país, también le pasará la tijera a un 10% de los 10.000 trabajadores que operan en los Estados Unidos.

El recorte podría llegar también a su filial local, donde Teva emplea a cerca de 500 personas, bajo la batuta de Alfredo Weber.

Según Calcalist entre los telegramas de despido está incluido el del director científico, Michael Hayden, presidente de investigación y desarrollo de la firma.

La pregunta es si el declive de Teva llegará también a la filial argentina, conducida por Alfredo Weber. En el pasado, la compañía ya había recortado su grilla, y ahora, no se descarta una nueva reducción de su personal, que ronda los 500 empleados. Argentina tenía la particularidad de ser el único país donde Teva comercializaba marcas, aunque desde este año la firma comenzó a cambiar su política.

Teva está atravesando serias dificultades financieras desde hace tiempo. Su ex CEO renunció en febrero, luego de fuertes críticas por una serie de adquisiciones costosas y retrasos en el lanzamiento de medicamentos. A su vez, la multi fue investigada por coimas y sobornos en Rusia, Ucrania, México, e incluso en Argentina. Ver artículo.

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre