Autoridades de las áreas de Salud, y de Ciencia, Tecnología e Innovación de Brasil y Argentina, tuvieron hoy una reunión virtual. El enfoque estuvo puesto en la investigación, desarrollo y producción de vacunas contra el COVID-19.

La decisión de la OPS de que Argentina y Brasil desarrollen y fabriquen vacunas contra el COVID-19 con tecnología de ARN mensajero para toda América Latina y el Caribe, estuvo hoy en el eje de una reunión bilateral.

Fue mediante un cónclave virtual que dialogaron la ministra de Salud, Carla Vizzotti; el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus y el presidente de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación, Fernando Peirano. Mientras que las autoridades brasileñas presentes fueron el secretario ejecutivo del Ministerio de Salud, Rodrigo Cruz y el secretario de Ciencia, Tecnología, Innovación e Insumos Estratégicos de Salud del Ministerio de Salud, Helio Angotti Neto. Ver Comunicado.

El objetivo de la reunión estuvo puesto en conseguir una respuesta regional al COVID-19 y que ambas naciones puedan ampliar las capacidades productivas y fortalecer una cadena de valor en la región a efectos de aumentar el acceso y la independencia tecnológica a las vacunas, en especial para emergencias de salud pública. Se acordó además que el próximo encuentro será el martes 9 de noviembre en la ciudad de Río de Janeiro.

En ese marco Vizzotti sostuvo que: “esta mesa con los ministerios de Salud, Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación y Desarrollo Productivo y la Agencia I+D+i busca además de la articulación con el sector privado poder avanzar en el camino hacia una producción pública de vacunas que contemple tanto la investigación y el desarrollo como la producción. Además, subrayó la importancia de la colaboración entre Argentina y Brasil para favorecer el acceso de nuestra región a la vacuna contra la COVID-19. “Hasta que todos los países no accedan a la vacuna no vamos a dar vuelta la página de la pandemia”, agregó.

Por su parte, Periano explicó que Argentina trabajó tanto en la compra como en la producción local de las vacunas de AstraZeneca y Sputnik V, a través de los laboratorios mAbxience y Richmond respectivamente, pero que también el país ha encarado el desafío de diseñar y desarrollar sus propias vacunas.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre