El grupo Vicentin continúa con conflictos laborales. La Algodonera Avellaneda, donde se elaboran los hilos para la tela, estuvo de paro durante la semana pasada. En tanto, Buyanor, que produce el algodón hidrófilo bajo la mítica marca Estrella, continúa con sus operaciones.

Las aristas de la crisis de Vicentin todavía se sienten en distintas industrias. Ahora fue el turno de su Algodonera Avellaneda, parte del grupo agroindustrial.

Según un artículo de Malena Duchovny en La Nación, 400 trabajadores de la compañía textil que elabora los hilos para las telas mantuvieron un paro durante la semana pasada. Fue luego de que venciera el período de conciliación obligatoria dictado por el Ministerio de Trabajo de la provincia de Santa Fe a mediados de junio y como parte de una medida de fuerza. Ver artículo. 

Según contaron a La Nación desde la Asociación Obrera Textil (AOT), hubo un grupo de trabajadores que se negó a acatar la conciliación obligatoria porque les habían dicho que podían desafiliarse de la AOT y pasarse al gremio de los aceiteros, donde cobrarían $160 la hora, en vez de $130.

El conflicto salarial se enmarca en la situación particular del grupo, la crisis por la pandemia, el aislamiento obligatorio -en el que la industria textil no fue considerada esencial- y la propia recesión que atraviesa el sector previo al coronavirus.

«Decir eso es un error garrafal -comentó a La Nación un secretario de la AOT acerca del comentario, que también fue criticado por la empresa-. Casi ponen en riesgo a todos los trabajadores. El consejo directivo no puede no acatar la conciliación porque pondría en riesgo hasta la personería gremial«. Sin embargo, según indicó, el grupo díscolo arrastró consigo a todos los demás trabajadores.

Finalmente, se resolvió acatar la conciliación, pero las conversaciones con la empresa no trajeron resultados para los trabajadores y, así las cosas, se retomó la medida de fuerza que continuó hasta, al menos, el viernes pasado. En conversación con La Nación, fuentes de la empresa aseguraron que los salarios están dentro de lo que fue negociado en paritarias nacionales y que, adicionalmente, la empresa está reconociendo algunos extras sobre ese valor acordado: un plus por productividad (15%) y una suma no remunerativa a pagarse una sola vez (50% del salario).

«Es una industria que está en una situación tremendamente crítica. No le iba muy bien antes de la pandemia y no fue declarada esencial«, señalaron desde la algodonera al medio de la familia Mitre. En un comunicado emitido el martes pasado, la empresa dijo que desde que volvieron a abrir, luego de dos meses cerrados por las medidas de aislamiento, solo han logrado recuperar el 50% de la actividad productiva.

El grupo también es propietario de la compañía Buyanor, que elabora el algodón hidrófilo bajo la marca Estrella. A pesar de la crisis que atraviesa Vicentin, la operación de esta unidad no se vio afectada y durante el aislamiento obligatorio se llevó a cabo el lanzamiento de un nuevo producto, el pañal Junior. Ver artículo.

 

Algodón Estrella, intervenido

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre