La emblemática línea de algodón hidrófilo Estrella está entre las cuerdas. La marca, enfocada en el cuidado del bebé, presenta un futuro incierto en función de los vaivenes financieros que está atravesando su dueño, el grupo Vicentin.

La mítica marca Estrella, enfocada en el cuidado del bebé, está “intervenida” y presenta un futuro incierto. La misma está conformada por distintas referencias, aunque el núcleo de la línea siempre fue el algodón hidrófilo.

La difícil situación de la marca responde a que forma parte del grupo Vicentin, empresa que está en el ojo de la tormenta por su complicado status financiero y luego de haberse presentado en concurso de acreedores.

Aunque Estrella no es únicamente algodón. Su ex dueña Química Estrella -adquirida por Molinos Río de la Plata– había desarrollado antes de su venta a Vicentin en el 2008 varias referencias. Por eso en la actualidad tiene toallitas antibacteriales, alcohol, hisopos, jabones y pañales, recientemente lanzados.

La gran paradoja es que hasta poco más de una década, la línea formaba parte de Química Estrella, adquirida por Molinos Río de la Plata. Su ex dueño se había desprendido de la misma empujado por el factor sindical”.

Por ese entonces los trabajadores de su fábrica de algodón estaban enrolados en el sindicato de los químicos -SPIQyP-, que siempre se caracterizó por sus sueldos por encima del promedio del mercado. Pero como no hubo negociación posible para que fueran nucleados en el sindicato de los textiles, el Grupo Estrella la hizo cortita.

Se desprendió de la línea Estrella, a manos de la Algodonera Avellaneda, y de un plumazo la fábrica inscripta en el grupo Vicentin pasó a responder al sindicato encabezado en la actualidad por Hugo Benitez, titular del gremio textil, lo que se consideraba más acorde con la actividad realizada por la algodonera.

El fin de semana, la empresa publicó una solicitada en los diarios de mayor circulación, en la que expresó que la decisión del gobierno nacional es “injusta, arbitraria e ilegal” ya que “avasalla y atenta contra los derechos de la propiedad privada”.

Lo que la mayoría de los medios generalistas no tiene presente es que Vicentin, además de ser referente de la industria aceitera, también tiene una pata fuerte en el negocio textil. Cuenta con tres plantas desmotadoras de algodón y dos hilanderías, todas bajo el paraguas de Algodonera Avellaneda. Aunque el nombre no refiere a la localidad del sur del Gran Buenos Aires sino a la ciudad ubicada al norte de Santa Fe.

La familia y accionistas de Vicentin publicaron una solicitada en los diarios de mayor circulación durante el fin de semana. Según expresan en el documento, la intervención y el proyecto de expropiación del poder ejecutivo “inhabilita todas las negociaciones que la compañía venía llevando adelante para alcanzar una solución en el ámbito privado”.

Además, “viola las garantías constitucionales, elude de manera arbitraria la independencia de poderes de una Nación y pone en jaque la confiabilidad en las instituciones que requiere toda República democrática”, remarca la compañía en la solicitada.

“Confiamos en que las autoridades competentes recapaciten e intervengan oportunamente para restablecer el estado de derecho y garantizar a quienes hemos invertido por décadas en nuestro país, que estamos amparados en sus leyes y no expuestos a decisiones arbitrarias carentes de fundamentos y de legalidad”, cierra.

En el futuro de la empresa también está incluida la suerte del algodón, los discos desmaquillantes, los jabones, los pañales y el alcohol Estrella.

Excipiente argentino compite con Basf y otros

El emblemático algodón Estrella, con futuro incierto. #AlgodónEstrella #Algodón #Vicentin #AlgodoneraAvellaneda #Convocatoria #Farma #Pharmabiz

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre