Pfizer Argentina encaró un implacable recorte en la filial local. A tono con la poda que se espera implemente el nuevo presidente de la nación Javier Milei, las medidas están en sintonía con lo que se vive en la Argentina. Son cerca de medio centenar de colaboradores que sintieron el impacto y perdieron su trabajo en la previa de las campanadas de Navidad.

Frustración, enojo y angustia es lo que circulaba en las oficinas de la filial local de la norteamericana Pfizer durante esta semana. Fue luego de que la gerente general de la filial local, Agustina Ruiz Villamil, quien asumió en ese rol  hace apenas 10 meses le pusiera su firma y sello a un profundo recorte en la compañía.

«La hecatombe» como casi todos la llaman en Pfizer, aconteció el martes de esta semana. Fue cuando llamaron a todos los empleados a una reunión presencial en la central de Thames y Panamericana para hablar sobre las «novedades de la estructura«. Así, uno por uno, casi 50 colaboradores fueron anoticiados de que estaban despedidos. Claro, que esto no resultó una novedad. Se sabía que el recorte sucedería desde hace cinco meses. Pero nadie sabía a quién le tocaría en suerte. Por eso, el clima ya era de zozobra y malestar.

Los primeros que habían salido la semana pasada fueron Pablo Plocharski y Mariel Peric. Fue a efectos de combinar las áreas de Comercial y Acceso. Pero el grueso vino detrás. Ahora se sumaron casi cinco decenas de egresos relacionados principalmente con las áreas de Acceso y Comercial y también con el andarivel del marketing a modo transversal.

Y si bien, todos estaban agarrados fuertes de sus sillas porque se sabía este desenlace, Pharmabiz pudo saber las variadas razones de este descontento. Entre los distintos desatinos, se considera que fue en vano mantener cinco meses de intranquilidad, y sobre todo en Argentina donde la inflación repica. Esto es porque los billetes recibidos en concepto de indemnizaciones no están significando lo mismo que si las desvinculaciones se hubieran consustanciado, por caso, antes de las elecciones PASO. También se considera algo desprolijo, el hecho de que se haya llamado a uno por uno a las oficinas para avisar algo así como: vos quedás, vos seguís. En este itinerario a su vez, los que se hicieron cargo fueron los jefes de equipo y Ruiz Villamil brilló por su ausencia, como queriendo comunicar: «yo no tengo nada que ver con esto, a mí no me miren«. Todo es responsabilidad de la global.

Aunque los datos de color sobreabundan. Dos días después y mientras todos se despedían y devolvían sus notebooks y smartphones, otro subgrupo de la compañía, aplaudía en un evento ad hoc realizado en el hotel Marriott, donde la firma lanzó su vacuna Prevenar 20. Todo estuvo a cargo del inefable Ignacio Romano, con pasado en Nextel y una década en Pfizer donde fue escalando peldaño a peldaño a fuerza de alinearse siempre tras los cánones corporativos del secretismo.

Los que salieron fueron Flavio Arce, director médico para Latam y parte de la empresa desde hace más de 20 años; Mercedes García; licenciada en Administración de Empresas y quien actuaba como manager de Transformación del Negocio; Carla Azzimonti,  country brand lead para Inflamación e Inmunología y que formaba parte de la empresa desde hace casi 8 años; Yanina Landó; brand Manager Regional para Ibupirac, desde hace un año y medio.

Javier Cozzo, quien era lead de Access Innovation & Excellence Lead y en Pfizer desde hace una década. También Diego Mariño; quien era gerente Comercial para el canal Farmacias; Diego Ojeda quien actuaba como gerente Comercial para el andarivel de las droguerías; Mercedes McMullen; quien era directora de Value & Evidence; Gastón de Paola; manager de Excelencia Comercial, y en la empresa desde hace 10 años; Julieta Rusconi; lead de Lanzamiento regional. Se lista también a Manuel Merello Abente; quien actuaba en el negocio de Oncología; al igual que Leslie Cano y Gisela Saladino.

También Damián Ramirez; quien actuaba en el negocio de Vacunas; Lucila Costas; lead para Medicina Interna; Rosalía García, miembro del team de Legales desde hace 20 años; Sara Ballesty, asistente de Dirección por 13 años; Diana Carvajal, gerente de Licitaciones; y Graciela Ruiz.

Entre los de menos antigüedad figuran Macarena Alvarez, quien actuaba en el área de Acceso;  el KAM Jorge Ormo;  en la empresa desde hace cinco años; Mariana Lubian, APM de Oncología para Córdoba. Y Belén Alba Gago, sentada en Uruguay, con responsabilidades también para Argentina y al mando de Paxlovid, un producto que no anduvo para COVID-19.

Artículo anteriorPharmabiz: lo más leído de noviembre
Artículo siguienteInflación, Navidad, Comercio, BRICS, y más
Foto del avatar
Fundadora y Directora [email protected]

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre