Alejandro Wellisch está dando un cruce de vereda inesperado.

De ser el número uno de la filial Latinoamérica Sur -Argentina, Bolivia, Chile y Paraguay- de la farmacéutica Sandoz, y perteneciente al grupo suizo Novartis ahora se pasó al frente chileno.

Es así que desde el próximo lunes 3 de septiembre reemplazará al chileno Patricio Rabinovich, quien fuera hombre de confianza de Alejandro Weinstein –el número uno y fundador de Corporación Farmacéutica Recalcine en Chile

Rabinovich, que ahora fue desplazado, estuvo al frente de Fada Pharma desde 2006. La empresa de genéricos luego se integró con Northia  y fue rebautizada como Laboratorio Internacional Argentino.

Es así que el desafío para Wellisch será de envergadura.

Termina un ciclo en una compañía en franco achicamiento en el país y pasa a hacerse cargo de una empresa que opera cinco plantas en la Argentina.

La idea de Weinstein es seguir consolidándose en Argentina para desde aquí propagar sus negocios hacia el resto de la región.

En simultáneo ha venido realizando una activa política de adquisiciones en los últimos meses. Ver última operación.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre