La histórica perfumería Hapes que por años engalanara la avenida Santa Fe cerró sus dos puntos de venta que tenía operativos.

Su local en la esquina de la avenida Santa Fe y Uruguay tiró hasta donde pudo comercializando en los últimos meses cada vez más porcentaje de artículos de bazar y regalería, en desmedro de la perfumería de alta gama que supo identificarla.

Los hermanos Hapes dijeron basta en un creciente marco de competencia, a la que vez que un hostil contexto de consumo y de restricción a las importaciones. Su otro local estaba ubicado en la localidad de Martínez, al norte del GBA.

La avenida Santa Fe ya vio cerrar a la histórica Maison Lancôme y al local insignia de la tienda peruana de venta directa Belcorp que se retiró del país en enero pasado. Ver artículo.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre