ADECRA CEDIM, la entidad que reúne de manera conjunta a la Asociación de  Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados y a la Cámara de Entidades de Diagnóstico y Tratamiento Ambulatorio, volvió a advertir que muchas instituciones deberán cerrar sus puertas si no se actualizan los valores de las prestaciones que abonan las obras sociales, las prepagas y el PAMI.

ADECRA CEDIM, la organización que agrupa a clínicas, sanatorios, hospitales privados y entidades de diagnóstico y tratamiento ambulatorio, volvió a reclamar por la delicada situación que atraviesa el sistema privado de salud.

“Si las obras sociales, las prepagas y PAMI no actualizan lo que nos pagan, nuestras instituciones se desfinancian día a día”, expresó la entidad.

La asociación advirtió que si continúa esta política de desfinanciamiento, «que no nos permite actualizar salarios y enfrentar otros gastos diarios, en el corto plazo muchas instituciones deberán cerrar sus puertas”.

Este jueves vence la conciliación obligatoria dictaminada por el Ministerio de Trabajo de la Nación en torno a la discusión paritaria de los trabajadores sanitarios. Desde FATSA anunciaron que si no se les otorgaba un aumento del 45%, este viernes irían a un paro.

Atenta a esta probable situación la Federación Argentina de Prestadores de Salud, de la cual ADECRA es uno de los ocho integrantes, informó hace dos días que el viernes 23 se reprogramarán los turnos previamente otorgados que revistan el carácter de no urgentes en todas las instituciones prestadoras del país si no se concretaba un acuerdo salarial.

A comienzos de julio, el titular de ADECRAJorge Cherro volvió a destacar que los prestadores privados están enfrentando la pandemia con «bajos ingresos, desactualizados y transitorios, versus costos en alza y permanentes«. Ver artículo «Prestadores privados: crisis y perspectiva»

Durante una convocatoria realizada por la FAPS,  el directivo ejemplificó que en el periodo acumulado entre enero de 2020 y junio de 2021, las empresas de medicina prepaga otorgaron aumentos de aranceles del 26% y el PAMI del 30%. En ese mismo lapso, el salario de convenio aumentó 63% y la inflación fue del 71%.

Prestadores privados: crisis y perspectiva

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre