En una semana en que las térmicas rondaron los 35 grados de temperatura, se sumaron nuevos desacuerdos en diferentes sectores. Por caso, hay conflictos tanto por por aumentos como por congelamientos de precios. Las prepagas, las comunicaciones y el combustible son temas en la mira de los medios

La guerra de las prepagas se mantiene caliente. En el diario Clarín, y bajo una nota de Ismael Bermúdez se explica que mientras el sector privado de Salud asegura atravesar una situación critica, desde el Gobierno sostienen que los prestadores, como clínicas, sanatorios, laboratorios y centros de diagnóstico, están eximidos del pago de la contribución patronal previsional. Reciben un subsidio de hasta $22.000 por empleado y disponen de una reducción de la alícuota del impuesto a los débitos y créditos. Ver artículo Clarín.

En sintonía, la ola de calor que atraviesa la Argentina generó un nuevo record de demanda eléctrica y con ello la necesidad de utilizar importaciones de energía desde Brasil, Uruguay y Paraguay. Santiago Spaltro detalla en El Cronista que ante la sequía que atraviesa Brasil y la Argentina, que afecta a la cuenca del río Paraná y los ríos de la región Comahue, el país carece de suficiente energía hidroeléctrica, la fuente más barata de generación. Yacyretá, por caso, está produciendo a un tercio de su capacidad instalada de 3000 MW y pierde unos u$s 30 millones al mes por la falta de agua. Ver artículo El Cronista.

Los costos de los servicios están siempre en el ojo de la tormenta. Ahora en La Nación, María Julieta Rumi informó que El Ente Nacional de Comunicaciones, el ENACOM, firmó un aumento del 9,8%, el cual comenzará a regir a partir del 1 de enero de 2022 para los prestadores de internet, de telefonía fija y de televisión por cable o satélite que tengan hasta 100.000 accesos totales o conexiones. La resolución se publicó hoy en el Boletín Oficial y refleja el quinto incremento para el sector en un año desde que salió el decreto 690/2020, que declaró servicio público a las telecomunicaciones y determinó que los precios serían definidos por el gobierno nacional. Ver artículo La Nación.

Los precios de los combustibles, asimismo, no van a tener aumentos hasta marzo del 2022 por decisión del Gobierno Nacional, con el fin de establecer otro ancla para desacelerar la marcha de los precios de la economía. Sin embargo, desde las petroleras privadas se insiste sobre la situación crítica del sector, el que está afectado por un atraso en el valor de los combustibles que estiman entre un 15% y un 27%. Avisan que el verano será de complicaciones en los surtidores tras la decisión del Gobierno de postergar el nuevo aumento de las naftas. Ver artículo IProfesional.

La industria de la carne, en tanto visibiliza un 2022 complicado. En Infobae detallan el temor de los productores por la reglamentación del nuevo esquema para el año próximo, presentado por el Ministro de Agricultura, Julián Domínguez. El borrador del decreto establece, en su primer artículo, que se continuará prohibiendo la exportación de los siete cortes populares pero da lugar a nuevas dudas acerca de si las ventas externas para el resto de los cortes estarán liberadas por completo. Ver artículo Infobae.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre