El INAL, que tiene como titular a Mónica López, recibió ayer a la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti. Fue en el marco de una reunión encabezada por el titular de la ANMAT, Manuel Limeres, y en la que se presentaron las líneas de trabajo del Plan Estratégico ANMAT 2020-2023. La «ley de Etiquetado Frontal» también estuvo en agenda.

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, visitó ayer junto a la secretaria de Acceso a la Salud, Sandra Tirado, la sede del Instituto Nacional de AlimentosINAL– dependiente de la ANMAT.

Allí, las funcionarias fueron recibidas por el titular de la ANMAT, Manuel Limeres; así como también por la subadministradora nacional, Valeria Garay; y la directora nacional del Instituto, Mónica López, quienes presentaron las principales líneas de trabajo que el INAL está llevando adelante en el marco del Plan Estratégico ANMAT 2020-2023Ver Comunicado

De acuerdo a lo comunicado, durante el encuentro se realizó una recorrida por el laboratorio del INAL -sede del laboratorio nacional de referencia de Alimentos- y se puso en valor el equipamiento de alta complejidad que fue adquirido a partir del año 2020 por una suma de $25 millones. El nuevo equipamiento, se explica, permitió mejorar las capacidades analíticas del INAL, a través del fortalecimiento de los procesos de fiscalización y control.

Mediante las inversiones realizadas a partir del 2020, se sumó, por caso, un equipo de UPLC específico, que se utiliza principalmente en las determinaciones analíticas necesarias para verificar el cumplimiento de la Ley n° 27.642 de Promoción de la Alimentación Saludable. La misma fue sancionada en marzo de este año y determinó la creación de un Sistema de Sellos y Advertencias Nutricionales en los envases. Ver artículo Sellos / Ver reglamentación

En la reunión, Vizzotti destacó la importancia del trabajo articulado entre el Ministerio de Salud y la ANMAT. Y se detalló que actualmente se están llevando a cabo las auditorías para ampliar el alcance de acreditación obtenido sumando nueve metodologías. Entre ellas figuran: ocratoxina A en café, gluten en alimentos farináceos, acidez en aceites vegetales, perfil de ácidos grasos en materia grasa rumiante, grado alcohólico en bebidas destiladas, arsénico, plomo y cadmio en agua de consumo, y cronobacter zakazakii en fórmulas en polvo para lactantes, entre otras.

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre