El laboratorio británico AZ vendió su planta de Haedo, tal como lo dio a conocer en exclusiva Pharmabiz. En Argentina ya no fabrica desde hace cerca de dos años. Ahora el Estado lo habilitó para acelerar la obra de su laboratorio de control de calidad.

La multi británica AstraZeneca obtuvo luz verde del gobierno nacional para finalizar las obras de los nuevos laboratorios de control de calidad que está construyendo en el edificio ubicado en el parque empresarial Austral de Pilar.

Mediante la Decisión Administrativa 1580/2020, el presidente Alberto Fernández exceptuó a las actividades que lleva a cabo la multi en el Municipio de Pilar de cumplir con el aislamiento social, preventivo y obligatorio, como así también con la prohibición de circular. Ver Boletín Oficial.

La excepción alcanza también al personal de la construcción que está trabajando en las obras de relocalización de los nuevos laboratorios, que tienen al primer trimestre de 2021 como fecha aproximada de arranque. En Argentina, la británica no produce medicamentos desde hace cerca de dos años.

Tras la venta de la planta de Haedo, AZ que está capitaneada en el país por Agustín Lamas sólo conserva su brazo de control de calidad, en función de las normativas locales que obligan a las compañías a tener un área propia para las auditorías técnicas.

Como informó Pharmabiz, la planta industrial que AZ tenía en Haedo pasó a ser propiedad de la empresa de logística Dalban, en asociación con dos históricos del sector y conocedores del palo industrial, Carlos Fechino y Héctor Lembeye, quienes en conjunto están realizando un desembolso cercano a los u$s 7 millones. Este monto implica a la compra del activo en sí mismo como a la posterior puesta a punto. Ver Artículo.

La planta del Oeste del Gran Buenos Aires había quedó inoperativa cuando desde Gran Bretaña decidieron bajar las persianas de la unidad de manufactura local y desvincular a cerca de un centenar de operarios y técnicos.

AZ vendió planta argentina a locales

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre