En esta cuarentena se siguen registrando operaciones comerciales de diferente índole que implican a productos extra COVID-19. La que vuelve a dar la nota en esta segunda parte del año es la francesa Sanofi que se desprendió de un antibiótico clásico a manos del laboratorio nacional Lepetit.

La francesa Sanofi sigue afinando su portafolio a nivel local. Durante este año ya se desprendió de un paquete de cerca de una decena de productos en la Argentina. Y ahora va por más.

Según pudo saber Pharmabiz, la compañía le soltó la mano a Pen-Oral, un antibiótico de uso ambulatorio indicado para anginas y faringitis. El mismo formaba parte del negocio de General Medicines, el que quedó capitaneado por Sébastien Delarive luego de que la multi moviera su organigrama latino y bajara de escalón al directivo suizo. Ver artículo.

¿Quién es el comprador local de Pen-Oral? El laboratorio nacional Lepetit, el que según fuentes off consultadas por este medio, desembolsó cerca de u$s 1 millón a fin de sumar esta marca a su cartera. Se trata de un producto que le devolvió a Sanofi una facturación de alrededor de $61 millones (u$s 790 mil) en los últimos 12 meses, de acuerdo a las auditorías de mercado, y que coincidentemente había sido desarrollado por el «Lepetit originario» empresa que fuera parte del conglomerado químico Dow.

Así se esmerila de forma creciente el portafolio local de Sanofi, que continúa deshojando la margarita durante esta crisis del coronavirus. El mercado especula que sus próximas joyas a la venta son el antipirético Novalgina; y el antibacteriano Rifocina

El medicamento que vendía alrededor de 176 mil unidades anuales, sintió de lleno el coletazo generado por la crisis del coronavirus lo que se vio traducido en un desplome de toda la categoría de antibióticos. Esto es en respuesta al menor número de consultas médicas frente a este escenario de pandemia y a la disminución en el registro de casos impulsada por el aislamiento obligatorio.

La etiqueta, a base de fenoximetilpenicilina -la primera penicilina de uso oral-, se sumó al conjunto de activos que Sanofi está perdiendo paulatinamente a nivel local. En este 2020 el nacional Elea-Phoenix ya le había comprado la famosa Deltisona, y el anticonvulsivante Karidium, por cerca de u$s 15.5 millones. Ver artículo.

Previo a ello la compañía de capitales argentinos se había hecho de seis marcas de consumo masivo que estaban lejos de constituirse en el núcleo duro de facturación de esa unidad de negocios. La operación, que rondó los u$s 5.6 millones, implicó al cicatrizante Adermicina; a los antigripales Bio-Grip y Bronquisedan; a la crema analgésica Rati Salil; al antidiarréico Minicam; y al antiácido Falgos.

De acuerdo a las fuentes consultadas por este medio, se da por descontado que la multi continuará deshojando la margarita con la venta de otras etiquetas de gran recorrido en el mercado local. Se especula que algunas de las que pueden seguir en la lista son el analgésico y antipirético Novalgina; y el antibacteriano Rifocina. Ver artículo.

u$s 1 = $ 77,16 (cotización BCRA al 11/8/20)

Sanofi: cambia en Latam y Argentina

Eurofarma compra Aclosan, Argentina

Elea-Phoenix compra Deltisona

Una penicilina tradicional, ahora bajo Lepetit. #Pen-Oral #Sanofi #Lepetit #Antibiótico #Laboratorio #Adquisición #Cuarentena #Farma #Pharmabiz

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre